La nueva red solidaria internacional agustino recoleta ARCORES ha nacido en 2017 y tendrá para 2018 el reto de crecer y aumentar su presencia en más países

El Capítulo General de 2016 sacó la conclusión de que los Agustinos Recoletos debían potenciar su acción social en todo el mundo. Con la semilla puesta, la Comisión de Apostolado Social ha trabajo durante todo este año para poner en marcha cuanto antes el nuevo proyecto solidario que aunara todas las obras sociales, ONG y proyectos de la familia agustino recoleta.

El fruto de esa semilla se presentó al público el pasado 1 de diciembre en Granada (España). En el colegio Santo Tomás de Villanueva se presentaba la nueva red solidaria internacional agustino recoleta ARCORES, con presencia en 22 países y con acciones de toda la familia agustino recoleta (Orden de Agustinos Recoletos, Monjas Agustinas Recoletas, Misioneras Agustinas Recoletas, Agustinas Recoletas de los Enfermos, Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús, Augustinian Recollects Sisters, Fraternidad Seglar Agustino Recoleta y Jóvenes Agustinos Recoletos).

Según lo describió el prior general de la Orden de Agustinos Recoletos, Miguel Miró, la nueva red ARCORES supone “un corazón más grande” para toda la familia agustino recoleta. El presidente de la Comisión de Apostolado Social y ARCORES afirma que el de ARCORES “es un proyecto de familia”. “Nos unimos todos -dice- para que nuestra ayuda sea más amplia. Supone caminar en una sola dirección, aprovechando los recursos de la mejor manera posible.”

La nueva red solidaria internacional ARCORES pretende actuar como una red de nodos asentada en cada uno de los 22 países en lo que estará presente. Por tanto, en cada país habrá una sede de ARCORES con personal cualificado y conocedor de la realidad de cada país. Una de las características de esta red será la de la bidireccionalidad; es decir, que cada país pueda aportar y pedir recursos -materiales o humanos- a toda la red internacional.

Todo el engranaje de ARCORES no ha podido formarse antes del lanzamiento de la red. La urgencia para actuar en Venezuela, México y Filipinas -donde las realidades requieren una ayuda humanitaria- han obligado a la Orden de Agustinos Recoletos a crear una sede de ARCORES en cada uno de estos países y comenzar a trabajar incluso antes de que se presentara la nueva red.

En Venezuela se ha llevado a cabo la campaña de emergencia ‘Unidos con Venezuela’, que comenzó en julio. El objetivo era el de obtener financiación y recursos para el país sudamericano en donde los derechos humanos están siendo violados. ARCORES ya se ha constituido en el país y ha comenzado a realizar con periodicidad ollas solidarias y otras acciones en distintos puntos del país. Más de 1.500 venezolanos se han visto beneficiados con esta labor.

 

En México, el gran terremoto de septiembre obligó con urgencia a constituir un equipo de la red en el país y ayudar, a las horas de producirse el sismo, a todos los afectados que vieron cómo sus casas quedaban totalmente derruidas. Ahora se trabaja en un plan de reconstrucción de los lugares más dañados. De la misma forma, en Filipinas también se ha creado un equipo para ayudar a los filipinos con las consecuencias de los huracanes y tormentas que asolan las islas cada año.

El objetivo de ARCORES para 2018 será continuar con el plan diseñado este año. Sin desatender las acciones de Venezuela, México y Filipinas, se pretende seguir la expansión e ir tejiendo progresivamente la gran red solidaria agustino recoleta. Así, se espera que se constituya la sede de España y de los países más necesitados de Sudamérica.