IMG_1145

Creo que Cristo vive

¡Alegraos! Alegrémonos desde el fondo del corazón: Jesús de Nazaret vive. Creo que Jesús vive y que está presente entre nosotros. Creo que también hoy nos infunde su Espíritu, nos transmite su paz y nos envía a anunciar y a construir un nuevo mundo, en el que reine el amor, la justicia y la paz. La resurrección no es cosa sólo del pasado. Al encontrarme con Jesús entiendo que la vida es camino y es misión.

¿Por qué nos empeñamos hoy, como ocurrió ya al principio, en buscar entre los muertos al que está vivo?. Todos estaban seguros y bien seguros de que Jesús murió en la cruz. Lo que parecía el final fue el culmen del amor y de la vida. Jesús salió al encuentro de aquellas mujeres que le buscaban en la tumba: “Alegraos. No tengáis miedo. ¿Por qué buscáis entre los muertos al que esta vivo?. Id a comunicar a mis discípulos que vayan a Galilea; allí me verán” Galilea era su tierra, el lugar donde vivían, rezaban y trabajaban. Allí era donde estaba la vida. Y el Señor se encargó de corregir el rumbo.

También nosotros le buscamos en los lugares de muerte. Damos oídos a las voces de aquellos que con poder y dinero destruyen la vida. Tenemos noticias abundantes de guerras, prepotencias, destrucción, injusticias, codicias asesinas… y sabemos de tanta pobreza humana y espiritual. Nos indignamos, nos lamentamos; impotentes, nos resignamos. En ocasiones buscamos explicaciones racionales para justificarnos; otras veces nos limitamos a decir con pesimismo que el “mundo es así”.

Jesús no está en la tumba. ¿Por qué no le buscamos entre los vivos? ¿Por qué no nos dejamos encontrar por Él?. Lo encontraremos vivo volviendo al corazón para entender la propia vida en clave de resurrección.

Cristo está con nosotros, camina con nosotros; sus palabras nos dan confianza; nos invita a escuchar las Escrituras; nos pide que aprendamos a encontrarle en los pobres, en los sencillos de corazón. Nos enseña a construir la paz y a ser profetas y testigos del amor hasta dar la propia vida. Cada día nos invita a seguirle para vencer el mal obrando el bien, devolviendo bien por mal. Todo adquiere un nuevo sentido: las dificultades y la cruz de cada día cobran sentido a la luz de la resurrección.

Amigos on line: experimentad como se llena de esperanza y alegría el corazón cuando se cree en Jesús. ¡Feliz Pascua a todos!

Fr. Miguel Miró

Prior General
Orden de Agustinos Recoletos

Comentarios

comentarios

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Portugués

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply

*