Del 28 al 30 de abril de 2017 miembros de la Familia Agustino Recoleta de las Provincias Santo Tomás de Villanueva y de San José de Venezuela se reunieron en Caracas para capacitarse en la metodología de los Ejercicios Espirituales y Talleres Agustinianos.

Fray Carlos María Domínguez, Provincial de Santo Tomás de Villanueva, fue el facilitador del el taller en el que los 35 participantes pudieron a través de ejercicios prácticos y sesiones evaluativas de preguntas y respuestas, profundizar en estas propuestas de oración diseñadas para propiciar el encuentro con Dios, alimentadas de la doctrina agustiniana.

Durante estos días Carlos María además de revisar junto a los religiosos, Misioneras Agustinas Recoletas, la Juventud Agustina Recoleta, el grupo de peregrinos y la Fraternidad Seglar el contenido y la logística de los Ejercicios y Talleres, animó constantemente a los participantes a sentirse protagonistas y multiplicadores del proceso de revitalización que hoy impulsa la Orden y hacer de los Ejercicios y Talleres una realidad sostenible en el tiempo.

El propósito de la convocatoria es que los participantes, venidos de distintas regiones del país (Caracas, Falcón, Maracaibo, Maracay y Táchira) constituyan grupos de facilitadores que puedan replicar en las distintas localidades estas experiencias que el Equipo de Revitalización de la Orden ha diseñado.

Este encuentro se desarrolla en un contexto político, social y económico muy inestable para Venezuela, como ciudadanos no estuvimos desconectados de esta realidad el país estuvo presente en cada uno de nuestros momentos de oración comunitaria.

En la eucaristía de cierre, Fray Carlos María, hizo extensiva la preocupación de los religiosos y religiosas agustinos recoletos por la situación del país, haciéndose solidario con la Familia Agustina Recoleta criolla. Al finalizar la misa, en la acción de gracias, recordamos un extracto del himno de la primera JMJ en el contexto del Evangelio del día, del Camino de Emaús: Señor si tú estás aquí, la noche no vendrá… que esa certeza, nos acompañe como país y nos impulse a consolidar en nuestras regiones este reavivamiento del carisma.