El mensaje del capítulo a los hermanos fue la explicitación de una expresión que el Papa Benedicto XVI pronunció en Pavía, frente a la tumba de San Agustín: “Recomencemos desde aquí llevando en nuestro corazón la alegría de ser discípulos del amor”. Destacan algunas reflexiones, que se recogen a continuación y que ponen el énfasis en la necesidad de adaptarse continuamente:

• “Nos hemos hecho más conscientes de que el deseo de renovación, de mejora continua, de evitar la acomodación y el conformismo es parte sustancial de nuestra vida recoleta“.

• “Quizá el mundo no nos entiende como creyentes y como consagrados, pero nos necesita. Estamos convencidos de esto, pues sin la tensión espiritual que aportamos nuestro mundo se diluye en la superficialidad y se desangra en el enfrentamiento. Nuestra vida religiosa es palabra con la que Dios está hablando a la Iglesia y al mundo“.

• “Nuestra institución necesita que la vida comunitaria sea un auténtico lugar teológico, donde los religiosos encontremos vivo el Espíritu de Jesús y descubramos el rostro del Señor en los hermanos, en todos“.

• “Las nuevas Constituciones y Código Adicional, revisadas con tanto esmero y dedicación por los religiosos encargados y en cuyo estudio nos hemos implicado todos, son para nuestra Orden un instrumento esencial para actualizar nuestra espiritualidad y carisma, nuestra disponibilidad y servicio evangelizador“.

• “Éste es un proyecto colectivo al que todos contribuimos, tanto con lo que se ve y queda manifiesto como con aquello que guardamos a los ojos de los hombres, pero no a los de Dios. La vida de cada uno de nosotros reclama de Dios misericordia para nuestra familia. La reclama con nuestras heroicidades y con nuestras miserias; pero sin Él, nada“.



Miguel Miró, nuevo Prior General, en el centro junto a los capitulares.
Miguel Miró, nuevo prior general

La tarde del miércoles 10 de noviembre, previa consulta a los capitulares, se eligió prior general de la Orden a fray Miguel Miró, quien había sido vicario general de la Orden en Roma durante los últimos seis años.

El viernes casi se dio por finalizado el trabajo sobre las Constituciones y el Código Adicional. La aprobación de las actas, 102 en total, y su respectiva firma; la redacción final de las ordenaciones; y la elección del consejo general, ya en la tarde del sábado, completaron los trabajos de esta antepenúltima jornada.

El consejo general quedó compuesto de la siguiente manera:

• Primer consejero y vicario general: José Ramón Pérez Sáenz
• Segundo consejero: José María Sánchez Martín
• Tercer consejero: Julián Antonio Hincapié López
• Cuarto consejero: Pablo Panedas Galindo
• Quinto consejero: Samsom Silloríquez Subaldo
• Sexto consejero: Guadalupe Sergio Camarena Lara

Actos finales

Terminadas las elecciones, los capitulares se dirigieron a Granada para participar en la celebración eucarística de reapertura de la iglesia Corpus Christhi, después de varios meses de trabajos de restauración.

El domingo se celebró la eucaristía de clausura del capítulo, que fue presidida por el prior general, Miguel Miró, y concelebrada por los capitulares y varios religiosos de la comunidad local de Monachil. Tras una comida de despedida, se dieron por finalizadas estas jornadas de convivencia.