Los nuevos estatutos ya han sido aprobados por el máximo órgano de la Orden. La labor de Arcores ya ha comenzado a llevarse a cabo en Venezuela, México y Filipinas

La nueva red internacional de solidaridad agustino recoleta comienza a ser una realidad. El Consejo General celebrado en la Curia General de Roma la pasada semana aprobó los estatutos de ARCORES. Una vez que el Prior General y sus consejeros han ratificado la creación de la nueva red solidaria y a la espera de su presentación en diciembre, ARCORES puede ya funcionar como un miembro más de la familia agustino recoleta. El proceso, que comenzó en abril de este año, comienza a cerrarse.

El Consejo General aprobó además los estatutos de la Comisión de Apostolado Social que se encargará de coordinar la acción de ARCORES internacional. La mesa de reunión escuchó las propuestas de los priores provinciales e introdujo algunas de ellas en los estatutos de la red.

La red internacional de solidaridad agustino recoleta ARCORES agrupará todas las acciones sociales que ya desarrollan las distintas ONG y provincias en todo el mundo. Cada país establecerá su propia delegación. La unión es de toda la familia agustino recoleta, ya que en esa unificación entran también las obras sociales de las MAR (Misioneras Agustinos Recoletas) y las monjas agustino recoletas. A estos se les presentarán los estatutos de la red.

El Prior General de la Orden de Agustinos de Recoletos, P. Miguel Miró, celebra la aprobación de ARCORES, la que pone en manos de Dios para que haga lo que el designe. “Esta integración nos hace un corazón aún más grande”, ha dicho. Añadió además que el servicio a los pobres y a los necesitados es precisamente el mensaje de Cristo. “Muchas veces no solo basta con la oración, además hay que ponerse a trabajar”, expresó.

Ya se trabaja en Venezuela, México y Filipinas

La Orden ha ratificado una labor que ya se había comenzado en Venezuela, México y Filipinas, donde las necesidades habían urgido a crear las delegaciones de ARCORES en estos países para comenzar a trabajar.

En Venezuela ya es una realidad. La pasada semana se bendijo la sede operativa de la red en el país sudamericano. En la primera reunión celebrada se celebró la forma de trabajar y se definieron los proyectos en marcha actualmente sobre los que es necesario comenzar a ayudar. Estas primeras acciones se nutrirán principalmente de los fondos de la campaña “Unidos con Venezuela”.

En esa primera asamblea, a la que acudieron entre otros la Madre Superiora de las Hermanas de la Cruz, la Vicaria de las MAR y los Vicarios de las dos provincias de los Agustinos Recoletos presentes en Venezuela, ARCORES Venezuela conectó con la dirección y dirección técnica de ARCORES Internacional en España. En la videoconferencia, con el P. Antonio Carrón quien está al frente de la nueva red, también estuvo presente el Prior General. El P. Miguel Miró animó a seguir trabajando juntos para seguir avanzando.

En México y Filipinas también se han constituido equipos de trabajo para comenzar a trabajar por los demás. En el país centroamericano se activó la emergencia después del terrible terremoto que sacudió el país hace tres semanas.