Luego, si ya has pecado, estás en las tinieblas; mas, confesando tus tinieblas, merecerás que ellas sean iluminadas; pero, defendiendo tus tinieblas las oscureces más y más.

Enarrationes in psalmos 138,15