Ahora, en esta vida, en esta peregrinación, en esta luz de la fe, que, parangonada a las tinieblas de los gentiles, se llama día, pero, en comparación de aquel día en que veremos a Dios cara a cara, es noche todavía, mi oración echará el paso adelante hacia ti.

Enarrationes in psalmos 87,13