Recobremos por la caridad las alas que perdimos por la codicia, porque ésta se hizo visco para nuestras plumas; nos privó de aquella libertad del aire, es decir, de aquellas auras libres del Espíritu Santo.

Enarrationes in psalmos 138,13