Durante el presente mes de mayo, el presidente del Secretariado General de Apostolado, Fr. Raul Buhay, se encuentra en Filipinas para reunirse con los religiosos encargados de parroquias y con los diferentes grupos de laicos. Además de analizar la realidad de cada comunidad, compartir sus inquietudes y presentar los objetivos de la Orden en el apostolado ministerial, el P. Buhay está presentando la Asociación de Madres Cristianas Santa Mónica para difundir su consolidación en Filipinas.

Tal y como indican sus estatutos, “se trata de una Asociación Católica, es decir, una organización de madres cristianas reconocida por la autoridad eclesiástica. Su fundador el agustino recoleto Lorenzo Infante, autorizado por el P. Provincial, solicitó al arzobispo de Madrid, Cardenal Ángel Suquía, la aprobación de los estatutos de la Comunidad, así mismo solicitó que la erigiese canónicamente como Asociación Pública de Fieles. Su finalidad es netamente religiosa, las madres asociadas oran para mantener viva la fe de los hijos propios y ajenos. Fijar, consolidar, perfeccionar y completar la de quienes la tienen. Reconquistar para esa fe a quienes tuvieron la desgracia de perderla, y lograr que los hijos, firmes en la fe, sepan trasmitirla a todos los ambientes sobre los que puedan influir.”

El P. Buhay se ha hecho presente ya en las comunidades de Manila y Palawan, llegando hasta la remota Casona, y tiene previsto reunirse con religiosos y laicos en Cebu, Bacolod, Valencia, San Carlos y Cavite.

Santa Mónica es modelo de esposa y madre cristiana, paciente y constante, que con firme fe, consiguió convertir a su esposo y llevar a su hijo Agustín a conocer a Jesucristo y vivir el Evangelio.

Puede formar parte de esta asociación de madres cristianas toda mujer con fe, especialmente las madres. El compromiso fundamental que adquieren es el de la oración diaria por la fe de sus hijos y la de los hijos de las demás madres.

Actualmente, la asociación está compuesta por más de 5000 madres en todo el mundo divididas en los denominados ‘coros’ (cerca de 750). Están presentes en España, Hungría, Inglaterra, Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Argentina y Brasil. Se espera que en Filipinas tenga también un fructífero asentamiento.