Desde el momento en que el Papa Francisco hizo el anuncio oficial de la próxima sede de la XXXII Jornada Mundial de la Juventud, en Panamá el año 2019, los ojos del mundo se volcaron sobre este pequeño País, de un poco más de cuatro millones de habitantes; ubicado al sureste de América Central. El lema elegido por el Papa “Hágase en mí, según tu palabra”, tomado del Evangelio de Lucas; pone a María como centro de la Jornada, al ser, además, modelo de la Evangelización en América Latina.

En unión con la Iglesia universal, la Orden de Agustinos Recoletos, quiere participar en este evento juvenil, llegando allí con jóvenes pertenecientes al movimiento JAR (Juventudes Agustino Recoletas) presentes en la mayoría de los ministerios. Añadiendo a esto, la importancia que Panamá ha tenido para la recolección agustiniana en América, ya que desde 1612 la Orden hace presencia en el istmo panameño.

Desde este año se han iniciado los preparativos para este gran evento que espera reunir alrededor de 500 jóvenes agustinos recoletos del mundo entero. Pero será el 2018 el año intenso de preparación espiritual y comunitaria, iluminado por las figuras de María y del discípulo Juan; como lo ha propuesto el Papa Francisco en el documento de preparación al Sínodo de los obispos, que se celebra el año entrante en Roma y que tiene como tema central, los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

La preparación incluye también una convocatoria a todos los grupos JAR de la Orden, para la elaboración del logo y el himno propios del encuentro JAR que se celebrará días antes de la Jornada, allí en Panamá. El Secretariado de Vocaciones y Juventus de la Orden, dará a conocer prontamente las indicaciones para todo esto.

Lo importante, es que nuestros jóvenes se sientan protagonistas de este evento que nos congrega como Iglesia y como familia agustino recoleta. No solamente consiste en participar allí en Panamá, ya que no todos podrán hacerlo, sino que se busca que a lo largo de todo el año 2018, los jóvenes reflexionen sobre diversos aspectos de la espiritualidad agustino recoleta, compartan experiencias y celebraciones a nivel provincial, nacional y local.
Tanto el logo como el himno de la Jornada nos recuerdan que somos peregrinos en búsqueda del Señor. La cruz marca el horizonte de este camino estrecho que conduce a la felicidad verdadera. En este peregrinar está presente María, la estrella de la Nueva Evangelización, que desde siempre ha iluminado el caminar de la fe en América. Son estos tres símbolos, unidos al corazón inquieto del joven agustino recoleto, los que también iluminarán nuestro caminar hacia la JMJ 2019.