Cuatro agustinas recoletas contemplativas partieron del Monasterio del Santísimo Cristo de la Victoria de Serradilla (Cáceres, España) para iniciar la fundación de una casa de formación en Chimaltenango, en la diócesis de Sololá, Guatemala.

El Obispo de Sololá, Gonzalo de Villa, SJ, invitó a las monjas del Monasterio del Santísimo Cristo de la Victoria de Serradilla a fundar en su diócesis. La Madre Adoración Argenta, priora de la comunidad, después de tratar la petición con las hermanas y con la Madre Federal de España, realizó varias consultas y pidió la colaboración de Martín Berástegui, Delegado de los agustinos recoletos en Guatemala, para buscar una casa donde pudieran vivir las hermanas. El 19 de enero del presente año, Jesús Lanao, asistente de las agustinas recoletas de la Federación de España, acompañó a las hermanas Ernestina Andrade y María del Carmen Matzir para conocer el lugar. Consideraron que la mejor opción era residir en Chimaltenango, en una pequeña casa aislada situada en el recinto del Hogar de las Hermanas Misioneras Somascas.

Jesús Lanao impartió a las monjas de Serradilla un curso de dos semanas sobre la Constitución Apostólica “Vultum Dei quarere” sobre la vida contemplativa femenina, en este documento del Magisterio se trata sobre la federación de monasterios y se dan orientaciones para las nuevas fundaciones. Con la aceptación del Obispo de Sololá, Gonzalo de Villa, SJ, el consentimiento de Francisco Rico Bayo, Administrador episcopal de la diócesis de Plasencia, y la aprobación de la Madre Federal de España, sor Eva María Oíz, se han iniciado los trámites para la nueva fundación. La priora del Monasterio de Serradilla, sor Adoración Argenta, ha pedido a la Santa Sede los permisos para fundar en la diócesis de Sololá.

En el Monasterio del Santísimo Cristo de Serradilla el día 1 de julio se reunió la comunidad con las hermanas que vinieron de Oviedo para el envío de las hermanas. Trataron sobre la nueva fundación y recordaron con gratitud los acontecimientos ocurridos durante los dos últimos años. A continuación se celebró la Eucaristía de envío presidida por D. Antonio Cano, Vicario para la Vida Consagrada de la diócesis de Plasencia. Concelebraron José Luis Franco y Jorge Trinidad, ambos de la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús y de Santa María de Guadalupe de México; Primitivo Estévez, párroco de Serradilla, y José María Sánchez, capellán jubilado de la comunidad.

Sor Ernestina Andrade Moyotl, mexicana, procedente del monasterio de Oviedo, es la priora de la fundación de la casa de formación San José. Además de la priora, componen la comunidad tres religiosas guatemaltecas que proceden del monasterio de Serradilla: sor Sacramento Simón Son, sor María del Carmen Matzir Xiá y sor María Azucena Perén Simón. El día 4 de julio llegaron a Guatemala, y al día siguiente acompañadas por Martín Berástegui, todas ellas llegaron a Chimaltenango.

El día 6 de julio, el Prior General, Miguel Miró, que se encontraba en Guatemala para participar en la reunión de la Comisión de unión de las provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y Nuestra Señora de la Consolación, acompañado de los agustinos recoletos Martín Berástegui y Francisco Lopeandía, celebraron la primera misa en la capilla de la casa donde habitan las hermanas. A esta misa asistió también la comunidad de las Hermanas Misioneras Somascas.