Durante 11 días, las Monjas Agustinas Recoletas de la Federación de México han celebrado su VI Asamblea General. Han sido días de oración, análisis y formación. La reelegida Presidenta Federal Hna. Rosa María Mora lo relata en este artículo que resume y agradece el transcurso de estos días

Del día 17 al 28 de septiembre de este año del Señor de 2018, las Prioras y hermanas Delegadas de cada comunidad que formamos la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de México, reunidas en nuestra VI Asamblea, hemos tenido la bendición de palpar la plenitud de nuestra misión de ser  ‘Raíz’ de esta árbol que es la Iglesia, ahondando hasta las vertientes más profundas de las nuevas directrices que nos ha regalado en la Constitución Apostólica Vultum Dei Quaerere y en la instrucción aplicativa Cor Orans. Colocando en estos quince días de oración, estudio y discernimiento, todo nuestro esfuerzo espiritual, intelectual y físico para sumergirnos en la Fuente de Agua Viva.

Han sido días en los que viviendo la esencia de nuestro ser Contemplativo nos dedicamos a escuchar y traducir las mociones del Espíritu y así poder responder a lo que la Iglesia y la sociedad espera de nosotras como Monjas Agustinas Recoletas  viviendo nuestra misión en nuestras circunstancias particulares.

En el entorno de estos días hemos tenido el privilegio de contar con la presencia de nuestros hermanos Agustinos Recoletos, como herederos que somos de una historia común, participes de la misma espiritualidad, y como desde los inicios de la Recolección han estado apoyando, animando y velando por el bien de nuestras comunidades. Mucho nos alegramos con la presidencia en la apertura, de nuestro Padre General Fray Miguel Miró Miró, Fray Antonio Carrón consejero general, fray Javier Acero,  y nuestro Asistente Francisco Javier Legarra.

Durante los días de la Asamblea gozamos con la participación de Fray Carlito Gomes, Fray Fabián Martin  y Fray Francisco Javier González, que nos apoyaron con temas sobre Formación, Pastoral Vocacional y Oración, para que con sus aportaciones nos viéramos más iluminada aun en los temas a tratar, en las sesiones y los grupos de estudio.

Nos sentimos muy halagadas con la ponencia que por medio de video-conferencia nos dedicó Monseñor Eusebio Hernández, o.a.r. en la que nos alentó y dio luces que serían de gran valor en el estudio de las nuevas directrices. En la misma línea nuestra hermana Hilda Ocaña Torres y  nuestro asistente religioso Fray Francisco Javier Legarra, dieron seguimiento a dicha exposición, dándonos la oportunidad de profundizar aún más en lo que sería uno de los principales temas, la aplicación de dichas directrices en nuestras comunidades y la adaptación de las mismas en los diferentes entornos de los monasterios de la Federación.

En la celebración de clausura contamos con la cariñosa presencia del Fray Sergio Sánchez Moreno, prior Provincial de la Provincia de san Nicolás de Tolentino, que siempre ha mostrado bastante aprecio a nuestras comunidades de México.

Cabe destacar en este momento la presencia de nuestro Asistente, el padre Paco, como cariñosamente le llamamos, que sabiamente nos ha ‘‘Asistido’’ paciente y silenciosamente, interviniendo cuando se le pedía, pero respetando nuestras decisiones, siempre prudente y oportuno, consciente de su lugar y dando empuje para que las puestas en común se concretizaran.

Constatamos que latimos con ‘‘Una sola y un solo corazón’’, nos encontramos en esta Comunidad del Monasterio de San José de Tlaxcala que con tanto amor nos abrió las puertas de su corazón y nos hemos tratado como lo que somos Hermanas de toda la vida, compartiendo los momentos de Oración, estudio, trabajo y vida Fraterna.

A ti que lees esta noticia, ora por nosotras, para que la tarea que nos ha sido confiada pueda llegar a feliz término ‘‘Para mayor gloria de la Santísima Trinidad y para que más abunde la santidad en la Iglesia’’ pues el poner en práctica las nuevas instrucciones será tarea de cada una de nuestras comunidades, con la puesta en común y el discernimiento mutuos.

El Señor que ha iniciado esta obra en nosotros, él mismo la lleve a buen término.

Por Hna. Rosa María Mora – Presidente Federal Monjas Agustinas Recoletas México