Los vicarios provinciales de Santo Tomás de Villanueva y San José en Venezuela han querido, viendo la necesidad de dar a conocer la profunda crisis que está atravesando el país, mandar un mensaje a toda la familia agustino recoleta con el fin de poder transmitir el sentir general, los dolores y las esperanzas del pueblo venezolano.

Venezuela viene viviendo una grave crisis desde hace tiempo y en los últimos meses, esta crisis se ha agravado lo que ha llevado a que numerosos venezolanos hayan salido a las calles a manifestar su descontento por la situación general: falta de alimentos, situación política, empobrecimiento…etc.

La comunidad de frailes agustinos recoletos allí presentes están permaneciendo al lado de su pueblo viviendo su “revitalización y reestructuración desde esta realidad tan compleja y desafiante” y están dando testimonio de hombres de fe y de una comunidad viva y abierta, ayudando a todo aquel necesitado.

Piden en su mensaje que no se deje de orar y pedir a Dios que como agustinos recoletos continuen viendo con ojos de fe toda esta situación.