Mons. Carlos Briseño es obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México. Nació en la Ciudad de México el 4 de julio de 1960. Ingresó en el Seminario menor de los agustinos recoletos y más tarde fue enviado a para continuar con su formación. En 1996 terminó su doctorado en Teología Espiritual en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma.

Ejerció como vicario parroquial en la Diócesis de Ciudad Madera, Chihuahua de 1986 a 1988. Fue promotor vocacional de la orden de los agustinos de 1988 a 1994 en la Ciudad de México y párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de los Hospitales, en la colonia de los Doctores. Posteriormente, fue vicario parroquial en la Iglesia de Santa Mónica y superior del seminario San Pío X en Querétaro.

El Papa Benedicto XVI lo nombró como Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México el 20 de mayo de 2006 siendo ordenado un mes después el 17 de junio de 2006. Le fue concedida la sede de Trecalae como Obispo. Actualmente es obispo auxiliar de la Segunda Vicaría Episcopal de la Arquidiócesis.

En esta entrevista nos presenta su labor en la Arquiciócesis de México, qué retos tiene la Iglesia mexicana y nos comparte su visión sobre la Orden.