El nuevo proyecto de la familia agustino recoleta fue presentado en Granada. El Consejo General y los priores provinciales estuvieron presentes en un acto que repasó las realidades que atiende actualmente la red y la filosofía del proyecto. El Prior General destacó que “el objetivo e ARCORES es transmitir esperanza y alegría de vivir”

La nueva red solidaria internacional ARCORES ya es una realidad. La Orden de Agustinos Recoletos presentó este viernes en Granada su nuevo proyecto solidario en un acto que contó con gran afluencia de público. Casi doscientas personas asistieron a una jornada histórica en la que toda la familia agustino recoleta expresó su compromiso con los necesitados y su esperanza en un mundo más justo.

El lanzamiento de ARCORES tuvo lugar al final del acto. El Prior General de la Orden de Agustinos Recoletos, Miguel Miró; el presidente de la Comisión de Apostolado Social y de ARCORES Internacional, Antonio Carrón; y la superiora provincial de las Misioneras Agustinas Recoletas, Marina García juntaron sus manos en un gesto simbólico y las lanzaron hacia arriba.

El Consejo General y los ocho priores provinciales de la Orden estuvieron presentes en el acto que tuvo lugar en el salón de actos del colegio Santo Tomás de Villanueva. La jornada continuó posteriormente en la parroquia anexa al colegio con una eucaristía de acción de gracias por el nuevo proyecto y que presidió el Prior General.

Un proyecto de familia

ARCORES no es una ONG o una fundación. Es más que eso. Así lo explicó al comienzo el director de comunicación de la Orden de Agustinos Recoletos, Carlos Santana, quien presentó el acto. Se trata de una red solidaria internacional.

“Es un proyecto de familia, nos unimos todos para que nuestra ayuda sea más amplia. ARCORES supone caminar en una sola dirección, aprovechando los recursos de la mejor manera posible”, detalló Antonio Carrón en su intervención. Por eso, los Agustinos Recoletos y las Misioneras Agustinas Recoletas, en representación del resto de la familia, unieron sus manos para simbolizar el nacimiento de la nueva red

Miguel Miró intervino junto a Antonio Carrón y Marina García. El Prior General fue conciso: “El objetivo de ARCORES es transmitir esperanza y alegría de vivir”. Miró indicó que el compromiso de toda la familia agustino recoleta debe ser acorde a la petición del Papa Francisco.

“No solo debemos rezar y cantar. Eso está bien, pero tenemos salir a la calle y ayudar a quienes nos lo piden. Las realidad son distintas en cada lugar y debemos estar ahí”, afirmó el superior de los Agustinos Recoletos.

Por su parte, la hermana Marina García dijo que “la filosofía de ARCORES está enraizada en el propio carisma agustino recoleta y de las Misioneras Agustinas Recoletas”.

Un proyecto cercano a las realidades

La nueva red ARCORES ya viene trabajando desde hace algunos meses en varios países. Esas acciones fueron presentadas también en el acto de lanzamiento como muestra de las diferentes realidades que deberá afrontar.

El vicario provincial de los Agustinos Recoletos en Venezuela, Eddy Polo, explicó la labor que realiza ARCORES Venezuela desde julio que la familia agustino recoleta lanzó la campaña ‘Unidos con Venezuela’. “Hemos visto cosas muy duras en Venezuela: la gente hurga en los basureros. Es una realidad difícil y compleja”, indicó.

La labor de ARCORES en Venezuela alcanza a más de 1.500 familias con ollas comunitarias y más acciones en distintos puntos del país. Lo mostró un vídeo realizado por el equipo de comunicación de la red en el país.

La de México es otra realidad. Tras el terremoto de más de siete grados que sufrió el centro del país, ARCORES tuvo que constituirse con los frailes agustinos recoletos, las monjas y misioneras agustinas recoletas, las juventudes agustino recoletas y las fraternidades seglares para ayudar de urgencia a las familia que lo perdieron todo.

“Por ahora estamos recontando los daños y elaborando un plan a largo plazo. Muchas familias se han quedado sin nada, es lo más duro que estamos viendo”, expresó el vicario provincial de los Agustinos Recoletos en México, Javier Acero, desde Querétaro.

Jaazeal Jakosalem, quien recientemente ha estado presente en la Cumbre del Clima de Bonn, detalló por su parte la labor que realiza ARCORES en Filipinas. Cada año los tifones arrasan las islas asiáticas. En este caso, la red ayuda allí mediante talleres a afrontar estos tifones con materiales reciclables o a cuidar el medioambiente, siguiendo las enseñanzas del Papa en Laudato Si.

Una respuesta a los retos de la sociedad

ARCORES pretende además responder a las realidades de cada lugar. El acto comenzó con la exposición de los retos de la Agenda 2030-ODS, acciones que la red ha incluido en su filosofía.

Granada también estuvo presente en el acto. Una mesa redonda sobre cómo responder a estos retos en el contexto local abrió la jornada. El concejal del ayuntamiento de Granada, Fernando Egea; el director del Centro Municipal de Servicios Sociales del distrito Ronda, Antonio Leyva; Javier Ordóñez, subdirector del CICODE de la Universidad de Granada; y José Carlos Contreras, de Cáritas Granada, respondieron a esta pregunta desde distintos puntos de vista.

ARCORES ya ha comenzado a andar. Su lanzamiento a nivel mundial en Granada consolida un proyecto que comenzó en el capítulo general de 2016. Creada en tres países, la red pretende expandirse a los 22 países en los que está presente la familia agustino recoleta, con el objetivo de “mover corazones y transformar vidas”, como indica el lema de la nueva ARCORES.