En este encuentro se consideró el trabajo realizado por las subcomisiones, se analizó con realismo la situación de cada provincia, se revisó la hoja de ruta y se propuso a los consejos provinciales un elenco de decisiones para ser adoptadas a corto plazo.

La Comisión para la unión de las provincias de Nuestra Señora de la Candelaria y Nuestra Señora de la Consolación ha celebrado, del 4 al 8 de julio, su segundo encuentro de trabajo en la casa de formación San Agustín de Guatemala. Según se indica en Proyecto de vida y misión de la Orden, esta Comisión tiene que “organizar el proceso de unión y preparar el Capítulo provincial” (A4). Además, tiene que “preparar un proyecto de reestructuración de la Provincia” (A5) y “elaborar un Proyecto de vida y misión de la Provincia en consonancia con el de la Orden” (A7).

Participantes

Convocados y presididos por el Prior General, Miguel Miró, participaron en el encuentro: José María Aguerri, Prior provincial de la Provincia de la Consolación; Juan de Dios Tibocha, Vicario provincial, en sustitución del prior provincial de la Provincia de la Candelaria; Alonso Restrepo, Jesús Javier Zoco, Pedro Rivas, Javier González Velásquez, Lorenzo Pérez de Eulate y Héctor Manuel Calderón.

Trabajo de las subcomisiones

En la primera reunión de la comisión celebrada del 17 al 19 del pasado mes de enero se establecieron tres subcomisiones de trabajo coordinadas por los miembros de la Comisión. También se marcó una hoja de ruta para la integración de las dos provincias, que implicó el diálogo con las comunidades locales y visitas a los ministerios, intercambio de experiencias con los formandos y los formadores y estudiar la situación económica y el modo de unificar la administración de bienes. Esto permitió elaborar un informe de la situación actual de las dos provincias, de las expectativas y preocupaciones de los religiosos y laicos, y preparar un esbozo de propuestas para el Proyecto de vida y misión del próximo capítulo provincial.

Temas tratados

En este encuentro se consideraron los informes y propuestas presentados por las tres subcomisiones:

– Espiritualidad, formación inicial y permanente, vocaciones y juventud.

– Apostolado parroquial, misional y educativo.

– Gobierno, economía y patrimonio.

La información se enriqueció con los aportes de los participantes, y se establecieron criterios para la elaboración de las propuestas del plan de vida y misión que guiará el Capítulo provincial. Se plantearon nuevas posibilidades y también porqué y para qué hay que dejar algunos ministerios actuales.

La Comisión analizó algunas cuestiones que no pueden esperar hasta el Capítulo, y preparó un documento que será sometido a las decisiones de ambos consejos provinciales y a la posterior aprobación del Prior general. Los aspectos más relevantes se refieren a la espiritualidad, promoción vocacional, formación inicial, pastoral educativa y economía. Se sugirió a los consejos provinciales, fechas tentativas del Capítulo provincial y el proceso de preparación del mismo, así como la forma de elección de los delegados para el capítulo provincial y la elección del nuevo prior provincial. Con motivo de este encuentro la Comisión preparó un Mensaje dirigido a los religiosos de ambas provincias.

Hoja de ruta

Finalmente, siguiendo la Hoja de ruta prevista se señalaron las tareas pendientes para la próxima reunión que se tendrá del 13 al 18 de noviembre en Bogotá. Para esta reunión los miembros de la comisión presentarán el elenco de propuestas para el proyecto de vida y misión y la formulación del nuevo Directorio de la provincia unida, que deberá aprobar el Capítulo provincial. Los priores provinciales prepararán el Informe sobre el estado de la Provincia.

Ministerios de la Orden en Guatemala

Los miembros de la Comisión, además de la casa de formación San Agustín y la parroquia adjunta en la colonia de Bosques de San Nicolás, visitaron las parroquias de Totonicapán y Quezaltenango, pertenecientes a la diócesis de Los Altos, cuyo arzobispo es el agustino recoleto Mons. Mario Molina. También estuvieron en las parroquias de San Judas y Santa María Goretti y el Colegio San Agustín, en la ciudad de Guatemala. Hay que mencionar que los miembros de la Comisión asistieron, el día 7 de julio, a la vigilia de oración con motivo del Año de la Santidad, organizada por las JAR, en la que participaron más de un centenar de jóvenes.