Provincia de San Nicolás de Tolentino

La provincia de San Nicolás fue creada en el primer capítulo general de la congregación, celebrado en Madrid a fines de noviembre de 1621, y desde el primer momento adquirió un claro perfil misional. A fines del año 2005 la provincia contaba con 344 religiosos, distribuidos en nueve naciones —España, Brasil, China, Costa Rica, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, México y Taiwan— y 54 comunidades.

La provincia de San Nicolás fue creada en el primer capítulo general de la congregación, celebrado en Madrid a fines de noviembre de 1621, y desde el primer momento adquirió un perfil peculiar. Mientras que en las demás provincias prevalecía el aspecto conventual, en ella reinó siempre un espíritu misional.

La trayectoria histórica de la provincia ha conocido muchas idas y venidas. Ha experimentado la marcha alegre y veloz de los momentos de plenitud y el paso lento y pesado por las empinadas cuestas de la crisis y el desaliento.

Su historia se confunde con la de la presencia recoleta en las Islas Filipinas. Durante dos siglos Filipinas fue su único campo de actuación, fuera de algunos pequeños apéndices en Japón (1623-32) y Guam (1768-1906). En el siglo XIX la crisis de las provincias españolas la obligó a abrir seminarios propios en España, pero su campo de actividad continuó circunscrito al archipiélago de Magallanes. Sólo en el siglo XX Filipinas comenzó a compartir su monopolio con otras naciones.

Los comienzos reflejan la época de la fidelidad al propio carisma, de la fe ciega en él y de la síntesis de los mejores valores de la espiritualidad recoleta. Su primera preocupación fue la organización de la vida religiosa.

Durante el siglo XIX los recoletos consiguen en Filipinas una mayor significación socio-religiosa. La evangelización de la isla de Negros es su logro más brillante.

Año de fundación: 1621
Nº de religiosos: 346
Nº comunidades: 54
Países: España, Brasil, China, Costa Rica, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, México y Taiwan
Ministerios: 59
Misiones: Prelatura de Lábrea

Sede del Provincial
Paseo de La Habana, 167
28036 Madrid

En 1941 ingresó en el campo de la educación, del que esperaba prestigio social, desahogo económico y, sobre todo, una vivencia más profunda de su ideal comunitario. Poco a poco los colegios van suplantando a las parroquias, transformando las ocupaciones y hasta la imagen social del recoleto.

A fines del año 2005 la provincia contaba con 344 religiosos, distribuidos en nueve naciones —España, Brasil, China, Costa Rica, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, México y Taiwan— y 54 comunidades. Sus ocupaciones son muy variadas. Van desde el gobierno y la formación hasta las misiones y la atención a niños desvalidos.

Al frente de la provincia está el padre provincial, asistido por cuatro consejeros y un secretario. Entre todos forman la curia provincial, que tiene su residencia en Madrid. El provincial goza de jurisdicción sobre toda la provincia, pero de ordinario sólo la ejerce directamente sobre las 14 comunidades de España y las 3 de China y Taiwan. En las demás naciones se sirve de vicarios y delegados.

Actualmente, la provincia tiene dos vicarías (México e Inglaterra) y tres delegaciones (Costa Rica, Estados Unidos y Brasil). La vicaría de México incluye a los religiosos residentes en México y Costa Rica, mientras que la de Inglaterra está circunscrita a las cinco comunidades del país. Las delegaciones de Brasil y Estados Unidos dependen directamente del provincial.