Para los Agustinos Recoletos es muy importante la vida fraterna. La comunidad organiza su vida preparando el “Ordo domesticus” o proyecto comunitario, en el que se señalan los tiempos de oración en común y convivencia fraterna, las actividades comunitarias y los diversos servicios apostólicos.

La comunidad es apostólica y su primer apostolado es la comunidad misma. El Agustino Recoleto, viviendo el propio carisma y en comunión con la iglesia local, evangeliza y ejerce su ministerio apostólico.

Los Agustinos Recoletos ejercen su apostolado en 209 parroquias, 53 centros educativos y 8 territorios de misión. La Orden está estructurada jurídicamente en ocho provincias: San Nicolás de Tolentino, Nuestra Señora de La Candelaria, Santo Tomás de Villanueva, San Agustín, San José, Santa Rita, Nuestra Señora de la Consolación y San Ezequiel.