Ser AR

Ser OAR

Ser Agustino Recoleto significa vivir la vida cristiana al estilo de San Agustín: teniendo una profunda experiencia de oración, compartiendo la vida en comunidad y trabajando por el Reino de Dios.

Los Agustinos Recoletos somos religiosos consagrados a Dios que vivimos nuestra vocación optando por una vida de compromiso radical mediante los votos de pobreza, castidad y obediencia. Ello nos permite la libertad de fijar nuestra mirada y aspiraciones en Dios, entregándonos a la misión que la Iglesia nos encomienda.

Vida en comunidad

Estudio

¿Cómo es nuestra vida?

Ser AR

Acción

Misión

Itinerario de un agustino recoleto

Arar. Arar implica la acción esmerada de preparar y disponer la tierra para la siembra.

Sembrar. La labor de la siembra consiste en entregar la semilla a la tierra con confianza y esperanza.

Cultivar. Esta etapa busca que, a través del acompañamiento, la persona vaya elaborando poco a poco una respuesta auténtica, libre, consciente y madura delante del Señor.

“Dios me llamó a hacerme Agustino Recoleto cuando tenía 18 años. Ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida.”

Fr. Javier Acero, OAR

Fraternidad Seglar Agustino Recoleta

Ser AR
Ser AR

Jóvenes JAR

Ser AR

Si tienes inquietud vocacional o quieres ponerte en contacto con nosotros para saber más sobre el proceso vocacional de los Agustinos Recoletos, puedes rellenar este formulario y nos comunicaremos contigo.