Testimonios

 Testimonios

Ser Agustino Recoleto es una gran experiencia. Si no te lo crees, te lo cuentan sus protagonistas

“A mí me enamoró la capacidad que tiene la Orden para hacer de todo una cosa buena”

César de Freitas, agustino recoleto

“En la adolescencia perdí el contacto con Dios pero él me volvió a encontrar y me volvió a llamar”

Hna. Rosa María Mora, monja agustina recoleta

“El Señor me inquietó mi corazón y opté por los Agustinos Recoletos tras una etapa de discernimiento”

Edgar Alexis Sáenz, agustino recoleto

“En los encuentros con el Señor en la Eucaristía, sentí el llamado en mi corazón y decidí entregar mi vida”

Erendira Martínez, profesa agustina recoleta

“Me gusta rezar; es lo que hacemos: rezar por todo el mundo y por las personas que se encomiendan a nuestras oraciones”

Agustina recoleta contemplativa

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português