Vocaciones

¿Qué es un agustino recoleto?

Es un hombre que, para amar a Dios y al prójimo, ha profesado los votos de castidad, pobreza y obediencia, vive en comunidad de hermanos según el carisma de san Agustín y el espíritu de la Orden y sirve a la Iglesia en parroquias, misiones, colegios y casas de formación.

¿En qué consiste la vocación?

Cada vocación es una llamada interna. La vocación a la Orden de Agustinos Recoletos  es una llamada personal de Dios a formar parte de esta familia para seguir a Jesucristo en la vida religiosa comunitaria.

Hombres

Los varones pueden hacerlo como:

  • Sacerdotes. Los agustinos recoletos sacerdotes son hombres que, además de la vocación a la vida religiosa comunitaria en la Orden, son llamados en la Iglesia a desempeñar las actividades propias del sacerdocio ministerial.
  • Hermanos. Los agustinos recoletos hermanos son hombres que, teniendo vocación a la vida religiosa en la Orden, no se sienten llamados al sacerdocio ministerial. Son agustinos recoletos que sirven a la Iglesia de Dios y a la humanidad en profesiones y tareas muy variadas.
vocaciones

Mujeres

Nuestra familia incluye también mujeres, las agustinas recoletas, en dos formas posibles de vida religiosa:

  • Vida contemplativa. Se dedican de lleno a la oración.
  • Vida activa. Trabajan en diversos campos de misión.

Aunque las ramas masculina y las femeninas tienen independencia, les unen los vínculos espirituales de San Agustín.

vocaciones
¿Puedo ser agustino recoleto?
Si eres varón mayor de 18 años, confías en la ayuda de Dios y tienes una auténtica vocación a la vida religiosa entre los agustinos recoletos, podrás serlo. Probarlo dependerá de ti.
¿Cómo sé que tengo vocación?
Tú mismo tienes la respuesta. Nosotros podemos ayudarte. Te ofrecemos acompañamiento vocacional y participar en una experiencia de discernimiento. Te ayudamos, por medio de instrumentos adecuados, a ver las señales de una posible llamada. Te guiamos en la toma de una decisión bien fundamentada.
¿Cuánto tiempo dura la experiencia?
Se trata de un proceso personalizado, de acuerdo con tus características personales y con el grado de tu madurez vocacional. Puedes entrar en el proceso o salir de él cuando tú y/o el director de la experiencia lo consideréis oportuno.

Esta experiencia consta de las siguientes fases:

  • Seguimiento vocacional o aspirantado: dura el tiempo que sea necesario hasta que haya un adecuado discernimiento y decisión en contacto directo con los orientadores y promotores vocacionales. En esta fase no se abandona la situación propia de estudio, trabajo o familia.
    • Filosofado – postulantado:  dos a tres años en uno de nuestros seminarios.
    • Noviciado: Un año dedicado al estudio y la experiencia de la vida religiosa.
    • Teologado: Cuatro años de profundización teológica.
    • Experiencia pastoral y comunitaria: Un año en la casa de nuestra comunidad que se te designe.
¿Qué sucede con mis estudios, con mi carrera, con mi situación actual?
Puedes continuar el curso normal de tu vida hasta decidir, con la luz del Señor, si continúas como hasta ahora o cambias la ruta de tu existencia. Tus estudios o tu carrera académica y profesional actuales podrás concluirlos o continuarlos más adelante con un acompañamiento personalizado en el contexto de la misión de la Orden.
¿Qué pasa si decido no continuar en el programa de discernimiento vocacional?
Habrás tenido una experiencia profunda de vida cristiana, un mayor conocimiento de ti mismo, de la Orden de Agustinos Recoletos y de sus obras. Además, habrás decidido con mayor claridad tu propio camino.
¿Dónde y con quién puedo hablar?
Puedes rellenar el formulario incluido en esta misma página. El promotor vocacional más cercano a tu lugar de residencia se pondrá en contacto contigo y podrás comenzar tu discernimiento vocacional con los agustinos recoletos.

Formulario vocacional

15 + 13 =