La Orden regresa, después de 10 años, a la misión de Mindanao en Filipinas

La Provincia de San Ezequiel Moreno de la Orden de Agustinos Recoletos vuelve a a abrir la misión de Mindanao (Filipinas) después de una década sin estar presente allí. El pasado 12 de agosto tuvo lugar la inauguración en una celebración arropada por los feligreses de la zona y por los frailes que estarán allí. Los escritos históricos confirman que ya en 1622 los Agustinos Recoletos estaban asistiendo espiritualmente y en manera de misión en esa zona.

Que los agustinos vuelvan a estar presentes allí ha sido una invitación directa el año pasado del Ordinario Local de Tandag Rev. Nerio Odchimar, DD, al prior provincial Fr. Dionisio Q. Selma, OAR. En ese momento comenzó a tomar forma todo el proyecto. Para la primera visita en octubre de 2016, el prior provincial, envió a Mindanao a Fray Edgar Tubio, OAR. Fray Edgar, uno de los consejeros provinciales y jefe de la Secretaría de Misión y Apostolado Ministerial dedicó mucho tiempo e ilusión para ver de cerca las necesidades de la zona.

Parroquia de Nuestra Señora del Carmen

Tras varias visitas, el obispo el pasado 12 de agosto, inauguró la misión en presencia de 7 frailes agustinos recoletos, Frays Albert Pellazar, Jerónimo Virtudazo, Amado Emmanuel Bolilia, Edgar Tubio, Louie Gabinete, William Cordero y Abraham Latoza más los 16 sacerdotes diocesanos, 2 diáconos y 3 seminaristas de la diócesis de Tandag, 2 hermanas religiosas de la Orden Dominicana y el pueblo de Dios representado por las 27 comunidades cristianas. De esta manera ha erigido canónicamente una nueva parroquia bajo la tutela de Nuestra Señora del Carmen.

En la celebración de inauguración Fr. Albert Ampong Pellazar recitó la Profesión de Fe, recibió del Obispo los Libros Canónicos y la clave del Tabernáculo, simbólos de las tareas pastorales confiadas a su cuidado.

Fr. Albert Ampong Pellazar, OAR, ex Vicepresidente de Académicos de la Universidad de Negros Occidental-Recoletos en Bacolod ha sido confirmado como prior de la nueva comunidad Recoleta y al mismo tiempo el párroco de la nueva parroquia. Fray Albert es un nativo de Guindulman, Bohol y junto con él estarán Fray Jerome Virtudazo, OAR (vicario parroquial y liturgista) y Fray Mark Saludes, OAR, un diácono (procurador y cronista).

Nueva misión: Dugnamon

El nuevo territorio de la misión se encuentra en Brgy. Dugmanon, Hinatuan, Surigao del Sur en la diócesis de Tandag. Dugmanon solo tiene una población de 1.000 habitantes y solamente 300 de ellos son católicos. La nueva parroquia Recoleta administrará los sacramentos a 10 Barangays, 17 Sitios, con 27 capillas en total.

Los Dugmanons configuran una comunidad piadosa, cálida y bondadosa de creyentes que dan la bienvenida a los nuevos cambios en su vida católica. La esperanza está brillando en sus sonrisas mientras se unen en la oración y comparten una mano amiga en «bayanihan» (solidaridad), uno de los mejores rasgos de los filipinos.

Desafíos

Los desafíos más explícitos que enfrenta la nueva comunidad son la deforestación y la destrucción del medio ambiente. Los madereros ilegales castigan a Mindanao desde tiempos inmemoriales. Pero la rápida pérdida de árboles es inaceptable. La codicia no se puede tolerar considerando el cambio climático en el que los países de todo el mundo están trabajando juntos para detener los abusos en la minería sin sentido y la tala ilegal para salvar nuestro medio ambiente.

En la parte norte de la Diócesis de Tandag, los Lumads se han convertido en el blanco de matanzas injustas por el interés de unos pocos individuos o empresas privadas impulsadas por la codicia. Está amenazando las vidas de nativos pacíficos de Mindanao. Los derechos de los pueblos indígenas no pueden ser socavados a cambio de beneficios. Pero esta realidad permanece en las sombras de Mindanao especialmente para los que están en el poder. Ha sido un problema que hasta ahora está buscando algunas respuestas.

En el siguiente vídeo se entrevista a Mons. Nerio Odchimar, DD, el obispo de Tandag (Surigao del Sur – Philippines) que nos cuenta la alegría con la que reciben a la comunidad de agustinos recoletos y las esperanzas que tiene para la diócesis de Tandag.

 

Suscríbete a nuestra

Newsletter