La primera imagen de la Virgen de Guadalupe en Roma que conservan los Agustinos Recoletos

Según los historiadores, fue la primera imagen de la Guadalupana que llegó a Roma y tuvo culto público. Se encuentra en la iglesia de los Agustinos Recoletos en la via Sistina 

Escondida en el barroquismo de Roma, entre la Piazza Barberini y la Piazza di Spagna, está adosado entre los edificios el Colegio Internacional de la Orden de Agustinos Recoletos en Roma. En su iglesia de San Ildefonso y Santo Tomás de Villanueva de la via Sistina se esconde uno de los muchos secretos que guarda la ciudad de Roma.

Allí, los Agustinos Recoletos conservan la que pudo ser la primera imagen de Nuestra Señora de Guadalupe que llegó a Roma y tuvo culto público. Es obra del pintor mexicano Juan Correa y data aproximadamente del siglo XVII. «Es muy interesante porque según muchos autores es la primera imagen de la Virgen de Guadalupe que llegó a Roma, que se instaló y tuvo culto público», explica Tomás Ortega, quien ha estudiado la historia del templo agustino recoleto en Roma.

La devoción a la conocida Guadalupana estaba muy extendida en Roma siglos antes de la llegada de la imagen mariana. Pudo deberse a la amplia labor misionera que tuvieron en América los Agustinos y cuyo influjo llegaba al centro de la cristiandad.

La que pudo ser la primera pintura de la Virgen de Guadalupe en Roma representa el milagro de la aparición a San Juan Diego, quien sujeta con sus dos manos el ayate en el que de las flores salió la virgen. Juan Correa pintó en el lienzo una virgen de Guadalupe que, por su posición y colores, recuerda a la Inmaculada Concepción. Es algo propio del siglo XVII, donde la Inmaculada era uno de los temas centrales de los pintores barrocos.

La pintura original de Juan Correa se conserva por motivos de seguridad en el interior del Colegio Internacional de Roma junto a otros dos lienzos, de menor tamaño, que representan las apariciones previas de la Virgen a Juan Diego.

Una copia de estas tres pinturas junto a una cuarta, cuyo original fue extraviado, se encuentran actualmente expuestas al culto público en la iglesia de San Ildefonso y Santo Tomás de Villanueva. Los cuatro cuadros completan las paredes de la capilla, la primera de la nave izquierda del templo, que preside una copia del original icono mariano de México.

Suscríbete a nuestra

Newsletter