La Hna. Rosa María Mora, reelegida Presidenta federal de las Monjas Agustinas Recoletas de México

Continuará al frente de la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de México. Así lo han decidido las religiosas presentes en la VI Asamblea que tiene lugar en el Monasterio San José de Tlaxcala

La VI Asamblea que desde el pasado lunes celebran las Monjas Agustinas Recoletas de la Federación de México eligió este martes a su superiora general. La Hna. Rosa María Mora ha sido reelegida Presidenta federal en el segundo día del encuentro de las religiosas. Elegida en la anterior asamblea en 2012, Rosa María Mora continuará al frente de la Federación mexicana de agustinas recoletas contemplativas.

Acompañadas por el agustino recoleto Francisco Legarra -asistente para la Federación de Monjas Agustinas Recoletas de México-, las religiosas eligieron por mayoría a la actual Presidenta federal para que continúe ejerciendo su labor. Todas ellas abrazaron a la hermana de clausura tras su elección y la posterior ratificación del cargo en la capilla del Monasterio San José de Tlaxcala, donde está teniendo lugar la Asamblea.

Desde el pasado lunes se encuentran reunidas las monjas agustinas recoletas representantes de los monasterios de Ahuacatlán, Belvidere, Cuernavaca, Guaraciaba, Jalpan, Macuxtepetla, México D. F. Papalotla, Tecamachalco y Tlaxcala. Como ocurrió en la V Asamblea de Monjas Agustinas Recoletas, el Prior general Miguel Miró presidió la Eucaristía de apertura del encuentro y posteriormente se dirigió a las participantes en la primera charla de la asamblea.

Miró explicó a las monjas cómo se está abordando el proceso de reestructuración en el mundo y posteriormente las animó a continuar con su albor contemplativa. «Nuestro carisma tiene sentido en la medida que nos sentimos llamados a la comunidad, la oración y la misión», dijo. Recordando al papa Francisco, les dijo que «podemos frustrar el sueño de Dios si no nos dejamos guiar por el Espíritu Santo» y les invitó a ser «creadoras de comunión» y «maestras de oración».

 

Dios me volvió a encontrar y me volvió a llamar. El testimonio vocacional de la Hna. Rosa María Mora

Suscríbete a nuestra

Newsletter