«Jóvenes, la Orden sueña con ustedes»

El agustino recoleto Carlos María Domínguez detalló en la tercera catequesis de la JMJAR la identidad de un joven agustino recoleto. «Acuérdate cómo era tu vida antes de entrar en las JAR y después, y sobre todo si amas a Jesús más que antes»

«Ser joven agustino recoleto no es solamente llevar una camiseta». La frase del agustino recoleto Carlos María Domínguez es el mejor contexto para entender la tercera catequesis que impartió a los jóvenes de la JMJAR. El Vicario de la Provincia Santo Tomás de Villanueva en España comentó a los jóvenes la identidad de un joven JAR, siguiendo las notas distintivas de las Juventudes Agustino Recoletas: orante, comunitaria, misionera, mariana y agustiniana.

Carlos María cuestionó a los jóvenes «¿ha cambiado algo en tu vida desde que entraste en las JAR? Acuérdate cómo era tu vida antes de entrar en las JAR y después, y sobre todo si amas a Jesús más que antes». En este sentido, aseguró que se debe propiciar un encuentro real con Cristo. «¿Qué es un encuentro real con Cristo? Es algo que te cambia la vida. Una vez que te encuentras con Él, ya no necesitas conocer sobre Jesús sino conocerle a Él», dijo. Ese encuentro con Cristo debe producirse en la vida de todo joven JAR: «Si alguna vez has hecho un retiro con las JAR y la vida no te ha cambiado, no has tenido un encuentro con Cristo».

Si el joven tiene realmente un encuentro con el Señor, amará a Dios. En este punto, Carlos María, igual que al comienzo, hizo cantar a los jóvenes, quienes a coro entonaron la canción «hasta la locura». Fue uno de los momentos más emocionantes de la Jornada Mundial de la Juventud Agustino Recoleta en sus tres días.

En referencia a esa relación de amor, Carlos María Domínguez apuntó directamente a la oración. «¿Cómo vas a tener una relación de amor con Dios sin la oración? ¿Sin tener un rato de diálogo con aquel que amas?», preguntó. La oración debe estar unida a la Palabra de Dios: «A un JAR no se le puede caer la Biblia de las manos. Es algo propio de nuestra identidad».

El agustino recoleto definió las JAR como «un proceso de fe que me ayude a madurar como persona, que me ayude a descubrir cuál es el sueño de Dios para mí; es decir, mi proyecto de vida».

Concluyó con un mensaje claro para todos los jóvenes de las JAR: «La Orden sueña con ustedes, jóvenes». Debido a que la Orden piensa en los jóvenes, dejó abierta una puerta. «La Orden también está pensando que una vez dejes de ser joven, puedas seguir viviendo nuestro carisma», dijo, en referencia a la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta y la posibilidad de que los jóvenes siguieran siendo agustinos recoletos abandonada la juventud.

Igual que la Orden de Agustinos Recoletos sueña con los jóvenes, Carlos María terminó invitándoles a soñar: «Les invito a que sigan soñando con unas JAR comunitaria, mariana, orante, eucaristía, evangelizadora, sin vergüenza a decir que nos hemos encontrado con Jesús siendo jóvenes».

Suscríbete a nuestra

Newsletter