Una nueva imagen para la pastoral vocacional de los Agustinos Recoletos

El Secretariado de Vocaciones y Juventud ha estrenado una nueva imagen para su labor vocacional durante 2019. Está en consonancia con el lema pastoral para estos meses: «Una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios»

La pastoral vocacional de los Agustinos Recoletos tiene una imagen para 2019. El Secretariado general de Vocaciones y Juventud ha propuesto un nuevo logo para la labor pastoral y vocacional para este año. La nueva imagen expresa gráficamente la frase Una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios, lema pastoral para 2019.

Corazón agustiniano fragmentado: el corazón y la llama representan a toda la familia agustino recoleta alrededor del mundo. Cada fragmento nos habla de la diversidad de personas y características que componen dicha familia, todas en unión forman una sola alma y un solo corazón.     

Colores: Los cuatro colores (verde, azul, rojo y amarillo) representan la presencia agustino recoleta en los cuatro continentes y las cuatro provincias que la componen. Los colores se entremezclan entre sí representando la unidad en la diversidad de culturas.

Personas: En la parte inferior del corazón se encuentran dos siluetas de personas con los brazos abiertos. Ellas representan el componente humano (frailes, laicos, jóvenes, etc) que trabajan por vivir el carisma agustino recoleto y se abren a la presencia de Dios en sus vidas.

Cruz y corazón: en el centro del corazón se halla una cruz con el corazón en el centro que representa a Dios. En él ambos símbolos representan una realidad divina, el amor de Dios representado en el corazón y su entrega a cada persona simbolizada en la cruz. Dicha cruz se ubica en el centro del corazón fragmentado expresando que Dios es el centro vital de la vida del cristiano, así como el lugar donde confluyen todos los demás elementos en representación de la frase dirigidos hacia Dios.

Lema: En el lema Una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios bordeando el corazón se destacan las palabras alma, corazón y Dios bajo una misma fuente, representando el vínculo que existe entre dichas realidades trascendentales del hombre.

Suscríbete a nuestra

Newsletter