El regalo del Prior general a los priores provinciales

Durante esta semana el Prior general y su consejo se reúnen en la Curia general de Roma con los cuatro priores provinciales, por primera vez tras la unión de provincias

El Papa Francisco duerme todos los días junto a una pequeña imagen de San José dormido. Es lo último que ve al concluir el día. «Durmiendo cuida a la Iglesia. Sí, puede hacerlo. Nosotros no. Y cuando tengo un problema, una dificultad, yo escribo un papelito y lo pongo debajo de san José para que lo sueñe. Esto significa para que rece por ese problema». Así lo relataba durante su viaje a Filipinas en 2015.

En esa imagen se ha fijado el Prior general de la Orden de Agustinos Recoletos, Miguel Miró, al inicio del encuentro que mantendrá con el Consejo general y los priores provinciales. Es un encuentro histórico, ya que se trata del primero tras culminar el proceso de unión de provincias llevado a cabo en 2018. Por eso, tomando a San José dormido y soñador, el Prior general ha pedido a los superiores de las provincias que «no pierdan la capacidad de soñar el futuro». Lo ha dicho pidiendo fe «para ver lo que el Señor hace en la Iglesia, en la Orden y en cada una de las cuatro provincias», así como en la vida de los religiosos agustinos recoletos.

Al concluir la eucaristía de apertura del encuentro, el Prior general ha entregado a todos los miembros del Consejo general y a los priores provinciales un pequeño pero bonito regalo: una réplica de la imagen de San José dormido que ha sido colocada en el altar durante la celebración. De esta forma ha comenzado el encuentro con los priores provinciales, que se extenderá a lo largo de la semana y en la que se evaluará el presente y futuro más próximo de la Orden de Agustinos Recoletos. Durante estas jornadas se analizarán distintos aspectos de los secretariados y secciones.

 «Mantener con espíritu renovado el sueño de San Agustín»

El Prior general también ha pedido «mantener con espíritu renovado el sueño de San Agustín de vivir como hermanos con un solo corazón y una sola alma». Los religiosos agustinos recoletos, ha dicho, deben reflejar «el ideal de los primeros cristianos y ser profecía viviente de comunión en este mundo».

Miró también ha recordado las palabras del Papa Francisco a los Agustinos Recoletos en el Capítulo general de 2016 y algunas de las indicaciones del documento final del Sínodo de los Jóvenes celebrado en octubre de 2018. En la línea del proceso de reestructuración, ha citado el punto 118 del documento que indica que «para ser creíbles debemos vivir una reforma de la Iglesia que implica la purificación del corazón y cambios de estilo».

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português

Suscríbete a nuestra

Newsletter