Seis semanas de formación para decir sí definitivamente al Señor