«La crisis de Venezuela no es solamente económica»

El vicario provincial de los Agustinos Recoletos en Venezuela ha sido nombrado recientemente presidente de CONVER, en donde trabaja para fortalecer la vida religiosa en el país en crisis.

Desde mayo de este año, el agustino recoleto Eddy Polo, vicario provincial en Venezuela, es también presidente de CONVER, la conferencia que aúna a los religiosos y religiosas que se encuentran en el país. En estos meses, su trabajo, además de su responsabilidad, se han duplicado, aunque han aumentado al mismo tiempo que sus ganas de superar la grave crisis venezolana.

«Venezuela en este momento está pasando una grave crisis política, social, cultural, en todos los ámbitos», afirma Polo. Esto, según dice, repercute en la vida cotidiana de los venezolanos, que buscan diariamente distintas fórmulas para solventar problemas como, por ejemplo, qué comer. «Todo es una cadena de cosas que se han ido desenvolviendo hasta llegar a esta extremada crisis que vivimos». El vicario insiste: «No solamente es una crisis económica; también están en crisis otros aspectos: lo moral, la justicia, todo lo que significa y arraiga la persona».

Ante esta situación, muchos venezolanos han decidido marcharse del país (y continúan haciéndolo). «Se marchan del país para buscar otras oportunidades», dice. Pero los que se quedan, lo hacen con desánimo. «Se respira conformismo; algunos viven acostumbrados a la situación», dice. Apunta Eddy Polo que hay generaciones que no conocen otro país que el actual, sumido en una grave crisis.

Pese a ello, sigue confiando «en la misericordia del Señor». «Que se apiade de nosotros y que esta situación se vaya viendo prontamente, para que al menos tengamos al posibilidad de ver el futuro con optimismo», indica.

Paliar esta situación desde CONVER

Ahora como presidente de CONVER, Eddy Polo sigue trabajando para fortalecer el ánimo de los religiosos y religiosas, que son quienes deben a su vez animar a la población. «Lo que hace CONVER es acompañar la vida religiosa, darle el sentido de consagración exclusiva al Reino», explica.

Su labor como responsable de la conferencia de religiosos es para él «una responsabilidad, pero también un servicio que me coloca la vida consagrada en Venezuela». Asimismo, lo asume «como un don de Dios para los Agustinos Recoletos», un reconocimiento para lo que se ha hecho en más de cien años en el país.

Suscríbete a nuestra

Newsletter