El Sínodo de la Amazonia, en primera persona

Del 6 al 27 de octubre, coincidiendo con el Mes Misionero Extraordinario, la Santa Sede celebra un Sínodo de los Obispos bajo el título de ‘Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral’. En la reunión sinodal participan cinco obispos agustinos recoletos. Mons. Santiago Sánchez, prelado agustino recoleto de Lábrea (Brasil) realiza diariamente un resumen de las sesiones.

19 de octubre

Sábado de trabajo intenso para los relatores que tenían que entregar el borrador del documento por la tarde. ¡Lo han conseguido! Los demás hemos aprovechado la mañana. Los obispos agustinos recoletos hemos hecho una visita fraterna a la comunidad de Sistina; hemos compartido la mesa y la alegría de estar los hermanos unidos. No ha faltado la foto testimonial. Lógicamente la conversación central ha sido el Sínodo: lo siguen muy de cerca en esa casa, hasta han leído los relatorios de los 12 círculos menores  (grupos) que fueron publicados el mismo jueves…  casi saben más  que nosotros. Por la tarde hemos tenido un Seminario de Estudio organizado por la Fundación Vaticana Joseph  Ratzinger con intervenciones del Obsevador Permanente de la Santa Sede, Presidente de la FAO, del I.F.A.D. y del P.A.M. El acto ha sido moderado por Federico Lombardi. Después hemos asistido al «Concierto por el Sínodo» por el Coro y Orquesta Palmarito & Urubichà de Bolivia. Una maravilla de música indígena y barroca. Una vez más resaltar el ambiente fraterno y de trabajo…  aunque fuera hablen otras cosas.

18 de octubre

Hoy el trabajo duro e intenso ha sido para los secretarios y redatores del documento, con más horas que las habituales. Los demás hemos tenido actividades extraordinarias: por la mañana visita guiada por grupos lingüísticos a los jardines vaticanos, museos y Capilla Sixtina. Por la tarde, inauguración de una exposición sobre Amazonia en el museo etnológico y que ha inaugurado el Papa. Aprovechando el Sínodo, el momento era propicio. El museo está dedicado a «Las Américas». Muy diferente lo visto por la mañana con lo visto por la tarde; la obra del hombre continuando la obra de Dios, hace el mundo más bello y mejor. Por supuesto que en nuestras conversaciones seguimos dando vueltas al Sínodo

17 de octubre

Trabajo intenso el de hoy. Toda la mañana hemos tenido reunión de grupos para hacer la relación de temas y las propuestas. Esto es como un Capítulo Provincial, que es lo que conozco, porque nunca he participado en un Capitulo General. Hemos tenido que afinar bastante. Y por la tarde, asamblea general para presentar las relaciones de los 12 grupos. Propuestas diversas de nuevos caminos pastorales ante las dificultades y problemas presentados. Ahora hay que unir todo y darle forma. He recogido unas fotos que me hicieron cuando saludé al Papa y le pedí una bendición para todos los que están leyendo estas crónicas. Él me la dio, claro, y ahí están las fotos. Sigamos en oración: el Amazonas lo merece, no podemos dejarla morir, no podemos permitir que la maten.

16 de octubre

El día de hoy ha sido de trabajo intenso. Acabadas las reuniones plenarias y de grupo, es la hora de elaborar el documento. Todo comienza en los grupos: tenemos que elaborar la relación con todo lo tratado, y en páginas aparte presentar el tema y las propuesta. Una página para cada propuesta, así que tenemos que hacer un profundo trabajo de síntesis. Esto nos ha llevado todo el día de hoy y no hemos terminado. Los secretarios y moderadores están haciendo horas extra, pues cada palabra tiene que ser exacta. En los intermedios, los corrillos para cambiar impresiones y comentarios están muy animados. El Papa nos anima a ser audaces. Hoy no ha aparecido por el Sínodo, ha tenido la audiencia de los miércoles y sus compromisos de agenda: nos da ejemplo de trabajo en todo. Cuando nos dejamos llevar por Espíritu no existe la fatiga… y ya se va perfilando el esqueleto del documento que el Pueblo de Dios espera.

15 de octubre

Hoy ha sido el último día de sesiones plenarias, las siguientes serán para trabajar el documento final del Sínodo. Hasta entonces tendremos reuniones por grupo y la comisión de redacción irá redactando el documento. El Papa preside la oración y las sesiones plenarias, interviene poco y escucha mucho. Desde que inició el Sínodo sólo ha intervenido brevemente tres veces. Hoy ha sido una de ellas. Francisco ha agradecido la sinceridad y libertad de todas las intervenciones, y nos ha animado a estar abiertos al Espíritu sin miedo. Cada uno se expresa a su manera y desde su realidad: interesante los indígenas con sus mejores galas (ropas, rostros pintados, collares, plumas… ) e iniciando sus discursos en sus dialectos. Los ribeirinhos, las religiosas, los de otras religiones, los expertos en algunos campos… todos tienen su vez e iluminan cada cara de esta Amazonia poliédrica por demás. Tenemos como reto procurar los nuevos caminos de evangelización.

14 de octubre

Las sesiones de hoy han sido más sosegadas. Le estamos cogiendo el ritmo al Sinodo. También se notó que es lunes en el aula sinodal. Las cuatro sesiones han sido plenarias y se van perfilando las líneas. Hay gran sintonía, no hay diferencia de naciones: Amazonas nos une. He hablado esta tarde con mi madre y me ha dicho que le diga al Papa que reza mucho por él. He cumplido su deseo. Al volver a casa le he abordado y hemos ido juntos hasta el ascensor y hablando. Le he dicho que mi madre tiene el rosario que me regaló en la audiencia. Me ha dicho que le dé las gracias a mi madre, que la oración de estas gentes sostiene la Iglesia. Lo que me ha dicho para mi madre, lo transmito para todos: seguid rezando.

13 de octubre

Cuando esta mañana he ido a poner las fotos en Whatsapp, he visto sorprendido que se me han adelantado. Veo que este Sínodo despierta mucha expectación, y no es para menos: se trata de un asunto de gran transcendencia. El día de hoy ha estado marcado por la ceremonia de canonización de cinco nuevos santos, entre ellos una brasileña: hermana Dulce. Muchos diplomáticos y autoridades estaban en la plaza de San Pedro. Los padres sinodales hemos concelebrado con el Papa y el colegio de cardenales, cerca de las personalidades políticas y sociales. Todos con los que hemos hablado preguntan y están ansiosos de saber. He aprovechado la tranquilidad de la basílica después de la misa para mandar un pequeño vídeo a Lábrea e informarles de primera mano. Ha sido desde el altar de Bernini junto a la estatua de San Agustín. Mañana continuamos los trabajos.

12 de octubre

Día del Pilar en España; para el grupo sinodal brasileño, Nuestra Senhora Aparecida, patrona de Brasil. Desde la misa matutina a todos los momentos de oración, ha estado presente. Hasta en el intervalo de las sesiones de la tarde se ha invitado al Papa para celebrar la festividad. Hemos aprovechado los obispos de nuestra Región Noroeste de Brasil para hacernos una foto con él. Las sesiones están aconteciendo con normalidad, aunque nos llegan noticias confusas del exterior. Aquí se habla con libertad, cada uno expone con libertad y todos escuchamos con respeto y atención, aunque sean argumentos contrarios a los nuestros. Hoy hemos vuelto a las sesiones plenarias y el Papa ha presidido las cuatro. Cada día unos miembros designados atienden a la prensa. Os recomiendo esa fuente de información. Ayer mismo uno de los designados fue nuestro obispo agustino recoleto Joaquín Pertíñez.

11 de octubre

Segundo día de trabajo en los círculos menores. Perdiendo el miedo, hoy también he intervenido. Es interesante cada aportación, cada intervención. Aprendemos tanto unos de los otros escuchándonos. Somos 16 sinodales y otras diez personas, entre ellas un representante de los pueblos indígenas llamado Tapi, un reverendo anglicano, tres monjas, tres sacerdotes y dos mujeres laicas. Llevamos bien el trabajo. En el tiempo entre las reuniones de la mañana y la tarde he salido a comer con Amelinha, de la comunidad Epifanía de la ciudad de Vitória del Estado Espírito Santo de Brasil, colaboradora directa del projecto «Laguna Negra» de la Prelatura. Hemos trabajado juntos este verano. En una de mis intervenciones he hablado de este proyecto. Hemos terminado el día con una cena con los Focolares.

10 de octubre

Hoy ha cambiado el modo de trabajar en el Sínodo: se han creado los círculos menores por lenguas. Estoy en el circulo C de lengua portuguesa. Somos 16 sinodales, más expertos, asesores, oyentes… Lo primero ha sido nombrar el moderador, luego el secretario… y a trabajar. Hemos tenido cuatro sesiones: dos por la mañana y dos por la tarde. Ahí ha sido mi turno de hablar tanto por la mañana como por la tarde. Se habla con libertad y se escucha con respeto. En nuestro grupo está un anglicano y un indígena. Muy interesantes y enriquecedoras sus aportaciones. Hoy ha sido día intenso… pues los obispos de nuestra regional brasileña aún hemos sacado tiempo para una reunión extra, recordando con nostalgia a los obispos eméritos dom Bruno y dom Mosé.

9 de octubre

La misa de este martes ha sido en español, presidida por el cardenal venezolano Baltazar Enrique Porras Cardozo. Y es que la cuestión de las lenguas es interesante: español y portugués son las oficiales, pero depende del orador de turno. El Papa habla en español, los curiales en italiano y los moderadores en su lengua. Hoy el moderador ha sido un cardenal brasileño y lógicamente ha sido en portugués. Cada uno interviene en su propia lengua, y por eso tenemos el sistema de traducción simultánea. Otra cosa interesante es que después de cuatro intervenciones en la sala tenemos cuatro minutos de silencio y relación orante para meditar lo escuchado, cosa buena porque la lluvia de ideas es enorme. Hoy han intervenido nuestros obispos Jesus María Cizaurre y Héctor Pizarro. Hoy también han hablado más mujeres, están perdiendo el miedo a expresar sus ideas.

8 de octubre

La jornada de este martes ha comenzado con la misa en el Vaticano en el coro de los canónigos: una auténtica maravilla. El altar es la tumba de San Juan Crisóstomo y las paredes están pintadas de forma tan realista que parecen relieves. Es admirable la cantidad de gente que se mueve por el Vaticano desde el punto de la mañana y durante todo el día. Hemos tenido cuatro sesiones: dos por la mañana y dos por la tarde. Se habla con total libertad y las ideas son bien diferentes, pero existe un gran respeto. Hoy han intervenido nuestros obispos recoletos Emiliano Cisneros y Joaquín Pertíñez. Me he sentido feliz con la intervención de los hermanos. No obstante, posteriormente no he estado en el momento de la entrega de la carta al Papa pidiendo la beatificación de la hermana Cleusa. Me ha dado pena. De los cinco obispos recoletos que participamos en el Sínodo, sólo estaban tres: Joaquín Pertíñez, Jesús Cizaurre y Héctor Pizarro. Yo no he salido en la foto…

7 de octubre

Hoy han empezado los trabajos del Sínodo. Nos hemos reunido delante del altar de la confesión de San Pedro. Cantos indígenas hasta la llegada del Papa Francisco. Posteriormente, procesión hasta la sala sinodal y comienzo de las sesiones. El primer discurso del Papa ha sido sencillo e impresionante. Las intervenciones manifiestan la universalidad de la Iglesia: los mismos problemas en todo el mundo. Hoy he tenido dos encuentros cercanos con el Papa; el primero, al mediodía. Hemos coincidido en el ascensor él, su guardaespaldas, otro obispo y yo. El otro obispo le ha contado un chiste. El Papa se ha reído y le ha respondido: «Ese no me lo sabía». El otro encuentro ha sido por la tarde volviendo a casa: he acompañando a don Joaquín Pertíñez, obispo de Rio Branco, para entregarle una carta de la superiora general de las Misioneras Agustinas Recoletas pidiendo la beatificación de la hermana Cleusa Carolina Rody Coelho.

6 de octubre

Este domingo se ha celebrado la misa de apertura del Sínodo. Los obispos convocados una hora antes, los cardenales media hora antes… Cuando hemos llegado ya los diplomáticos ocupaban sus lugares… Para mover tanta gente en una sola celebración tienen que estar muchos trabajando y bien coordinados. Todo ha salido perfecto, e inmediatamente la prensa se ha hecho eco de las palabras del Papa. He tenido cerca grandes personajes de la Iglesia: he desayunado en la mesa del cardenal Madariaga, en la comida con el presidente de la CNBN de Brasil. Parece que el mundo es más pequeño aquí. Hoy el Papa ha comido con los cardenales, pero ha cenado con nosotros. He aprovechado la tarde para visitar la basílica de San Pedro mezclado con los turistas y dar un repaso al instrumentum laboris, que mañana empieza en serio el trabajo del Sínodo.

5 de octubre

Después de comer y descansar un poco en la casa general de la Orden, el padre Antonio Carrón nos ha traído a don Joaquín y a mí a la casa Santa Marta, donde vamos a estar hospedados. Todo a punto: el cuarto bien preparado y encima de la mesa una bolsa con el material. Todo perfecto, menos mi credencial: han puesto la foto de otro obispo… lo solucionaremos el lunes si Dios quiere. A la hora de cenar no éramos muchos, pero entre ellos estaba el Papa Francisco. Aunque nos han dicho que no estaba permitido, nos hemos acercado a decirle buen provecho. Muy atento, nos ha dado la mano y nos ha dicho si ya estamos dispuestos a hacer lío. Mañana celebraremos con él la misa de apertura del Sínodo en la Basílica de San Pedro.

Suscríbete a nuestra

Newsletter