«El derecho penal es el gran desafío del derecho canónico»

El agustino recoleto Daniel Medina ha sido elegido recientemente decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina. Le avalan sus destacados conocimiento de las leyes canónicas.

El gran canciller de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, anunció este jueves la designación del agustino recoleto Daniel Medina como nuevo decano de la Facultad de Derecho Canónico de la universidad pontificia. El nombramiento se ha producido después de que la Santa Sede emitiera el correspondiente nihil obstat a la elección. 

El religioso agustino recoleto -vicario provincial en Argentina- encabezará una de las dos facultades eclesiásticas de la prestigiosa universidad, con más de 25 años de historia y con alumnos -laicos, religiosos y sacerdotes- de varias nacionalidades. Daniel Medina jurará su cargo el 20 de noviembre en la Iglesia del Corazón de Jesús tras la eucaristía que presidirá el gran canciller, el cardenal Poli. 

El nuevo decano era hasta ahora miembro del consejo de la facultad y profesor de vida religiosa, entre otras materias. Además, es vicario de Justicia y presidente del Tribunal Interdiocesano de Buenos Aires. Su nombramiento viene avalado por su destacado conocimiento de las leyes eclesiásticas y su larga experiencia en el ámbito del Derecho Canónico. Para Daniel Medina, su nueva labor como decano de la Universidad Católica Argentina supone «un desafío nuevo en la cuestión académica y de servicio a la Iglesia», ya que tendrá que combinar esta nueva tarea con la presidencia del Tribunal Interdiocesano y su responsabilidad como vicario provincial en Argentina. 

Daniel Medina advierte que, en el momento actual que vive la Iglesia en el mundo, «es un servicio importante la formación de canonistas». Ante él tiene un reto: ‘digitalizar’ el estudio del Derecho Canónico. En otras palabras, «aumentar el estudio web» en la Facultad.

El agustino recoleto admite que el Derecho Canónico «no es la disciplina que más se estudia ahora mismo». Además, es una materia en constante cambio. «El Derecho Canónico encontró la necesidad de actualizarse y está en proceso», dice. De todos los ámbitos, Daniel Medina se centra en el derecho penal: «Es el gran desafío». Según el experto, han surgido muchos procesos penales para los que la Iglesia no estaba preparada. Su actualización ayudará a una mejor respuesta.

Medina destaca que las nulidades matrimoniales es uno de los aspectos del derecho en el que «la Iglesia más trabaja». «Han aumentado con las reformas del Papa Francisco», añade. Con una visión amplia del área y contando con su experiencia, trabajará en la formación y la educación del Derecho Canónico.

Suscríbete a nuestra

Newsletter