Alberto Valecillos se entrega a Cristo como agustino recoleto en Costa Rica

El joven religioso realizó el 4 de diciembre -víspera de la Recolección- la profesión solemne de sus votos en la Ciudad de los Niños, en Costa Rica, acompañado de su familia.

El agustino recoleto Alberto Valecillos realizó el pasado miércoles 4 de diciembre la profesión solemne de sus votos. El joven, natural de Venezuela, dijo sí a Cristo de manera definitiva en la Ciudad de los Niños, en Cartago (Costa Rica), donde realiza su labor pastoral actualmente. Además de por su familia, estuvo acompañado por miembros de la comunidad educativa del centro, así como por religiosos agustinos recoletos de la Vicaría de México y Costa Rica. 

El obispo agustino recoleto, Ángel San Casimiro, presidió la eucaristía que, por petición del religioso ordenando, tuvo varios gestos solidarios en favor de su país, Venezuela. Durante toda la celebración se tuvo recuerdo del pueblo venezolano y en especial de las comunidades agustinas recoletas venezolanas.

Junto al prelado agustino recoleto, concelebró la eucaristía el vicario provincial de México y Costa Rica, Javier Acero, quien recordó en la celebración a sus hermanas Mélida y Gabriela, que no pudieron estar presentes por diversas circunstancias. En su homilía, el vicario subrayó tres ideas que son fundamentales en la vida de un agustino recoleto: el origen, la convicción y el carisma para la Iglesia.“Nuestros hermanos de comunidad son éstos –dijo Javier Acero- y ellos son tu referencia para seguir a Cristo en los momentos cruciales de tu vida». Asimismo también les advirtió que «el carisma que has elegido es para la Iglesia». Sobre su labor actual, le aseguró que «el trabajo que se realiza en la Ciudad de los Niños se desarrolla con un estilo propio: el agustino recoleto».

Después de leer la fórmula de su profesión, cada uno de los religiosos presentes en la ceremonia le recibieron con un abrazo acogiéndolo en la comunidad de los agustinos recoletos. Los alumnos de la Ciudad de los Niños le dieron un fuerte aplauso, agradeciendo además su entrega y el trabajo realizado durante este curso como profesor en el colegio técnico San Agustín.

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português

Suscríbete a nuestra

Newsletter