«Debemos sentirnos orgullosos de ser agustinos recoletos»

El Secretariado general de Espiritualidad y Formación reunió desde el 2 al 6 de diciembre a los presidentes de las FSAR de cada país, con la presencia del Prior general.

El encuentro que mantuvieron los presidentes de la Fraternidad Seglar Agustino Recoleta de todo el mundo del 2 al 6 de diciembre en Roma ha sido «una experiencia muy enriquecedora», según relata Laura Tatiana Moreno, de la FSAR de Colombia. Organizado por el secretariado general de Espiritualidad y Formación, ha sido una oportunidad para «sentirnos orgullosos de ser agustinos recoletos de la tercera orden», indica Tomás Olalla, de República Dominicana.

La reunión de los responsables de la parte laical de los Agustinos Recoletos ha servido para valorar la realidad que vive la FSAR de todo el mundo y sentar las bases para los próximos meses. Según explica el presidente del secretariado de Espiritualidad y Formación, el agustino recoleto Javier Monroy, se ha seguido el método de «ver, juzgar y actuar». El presidente de la FSAR de Filipinas, Edwin T. Luis, afirma que se ha sorprendido al ver que «todos tenemos los mismos problemas».

Antonio Larios, de la FSAR de España, resumen el encuentro en tres puntos: «Tratar de ver cuál es nuestra identidad, hacia dónde tiene que ir nuestra autonomía y cuál es el futuro de la Fraternidad en el mundo». Como cuenta Gerardo Gómez, de México, «se van a corregir documentos y estatutos»; en las jornadas que ha durado la reunión «se ha elaborado un plan de trabajo para reformar las fraternidades para que trabajemos con más orden y apego al carisma agustiniano».

El representante de la FSAR de Venezuela, Hernán Ferrer, asegura que los laicos agustinos recoletos quieren ser «creadores de comunión» y tener «más apertura». El agustino recoleto Juan Ramírez Sixtos, coordinador de la sección de la FSAR del secretariado, indica como uno de los principales retos el «invitar a las nuevas generaciones para que participen de nuestro carisma y puedan disfrutar el tesoro agustiniano».

Con este encuentro, el responsable de la FSAR en Argentina, Jorge Lederman, asegura que «soplan nuevos aires» y eso es positivo. «Que aprendamos a caminar juntos, a construir juntos, que los frailes valoren el trabajo de los laicos», afirma Kati Angulo, de Costa Rica.

Tras esta reunión, la FSAR mira al próximo año, en el que se celebrará el primer encuentro internacional de la FSAR, con miembros de todos los países en los que está extendido el movimiento laical de los Agustinos Recoletos.

Suscríbete a nuestra

Newsletter