Las JAR de Filipinas, unidas con un solo corazón y una sola alma en Baguio City

Más de 150 jóvenes han participado en el 13º Encuentro Nacional de las JAR de Filipinas. En un ambiente de fraternidad, han tratado asuntos de interés para la juventud.

María Teresa Aranca salió de Cebú (Filipinas) el 19 de enero 2020, día en el que se celebra en la isla la festividad de Sinulog en honor al Santo Niño de Cebú. En esta ocasión, sustituyó esta importante fiesta por la 13ª Cumbre Nacional de Jóvenes Agustinos Recoletos (RAY National Summit, en inglés). Viajó, junto a los delegados de la USJ-R, hasta Baguio City para participar en el gran encuentro de las JAR de Filipinas, que se celebra cada dos años y que en 2020 ha reunido a más de 150 jóvenes de las 20 comunidades del país. «No pudimos disfrutar del Sinulog este año porque tuvimos que viajar el mismo dia, pero unirse a la RAYNS es siempre una buena y emocionante experiencia», dice María Teresa.

Como ella, 159 jóvenes agustinos recoletos de Filipinas han aparcado su vida cotidiana entre el 20 y el 24 de enero para estar presentes en el encuentro, que tuvo lugar en Seminario Recoletos de Casiciaco de Baguio. En torno a 15 religiosos agustinos recoletos acompañaron a los jóvenes en este encuentro, cuyo lema para esta ocasión era «Soy JAR: un mensajero y un mensaje» («I’m RAY: a messenger and a message», en inglés). Entre ellos estuvo el agustino recoleto Joseph Dexter Palagtiosa, responsable de la Sección de Pastoral Juvenil de la Provincia San Ezequiel Moreno de la Orden de Agustinos Recoletos. «Somos conscientes del importante papel que desempeñan y debemos hacer todo lo posible por ayudarles», afirmó al inicio del encuentro.

El programa de las cuatro jornadas de formación y oración destacó por una serie de charlas sobre temas que preocupan a los jóvenes, como la perspectiva de la Iglesia sobre la sexualidad humana, el discernimiento vocacional o la identidad agustino recoleta. Acerca de la evangelización a los jóvenes, el salesiano Juvenlan Paul Samia animó a los jóvenes a ser creativos para llegar a otros jóvenes que aún no disfrutan tanto de la amistad de Jesús como los jóvenes agustinos recoletos. Asimismo, indicó que «la cuestión no es si lo que los cristianos predican es verdad o no», sino si los cristianos son capaces de practicar lo que predican.

El mismo P. Samia fue el encargado de hablar a los presentes de la sexualidad, entendida por Dios como «expresión de amor unitivo y proceador entre el hombre y la mujer». Insistió también en que el hombre debe ser un guerrero, y amar y proteger a la mujer, incluso de sí mismo.

Sobre el discernimiento habló el sacerdote Jason Laguerta. Su mensaje más destacado fue que «el discernimiento no es solo saber lo que quieres hacer en la vida, sino descubrir la voluntad de Dios en tu vida». Además indicó varios consejos prácticos sobre la vocación. El primero: «Si esta es tu vocación, tu corazón tendrá un deseo natural de ella porque fue Dios quien la plantó en sus corazones cuando los creó, como diría San Agustín». Y añadió: «Y si esta es realmente tu vocación, también recibirías regalos que te ayudarían a responder al llamado. Por último, si esta es tu llamada y puedes ver que tienes lo que se necesita (los dones) para responder a la llamada, también te darías cuenta de que en la Iglesia y en el mundo, hay necesidades que tus dones podrían atender».

En el 13º Encuentro de las JAR de Filipinas estuvo también presente el Prior provincial de la Provincia San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, quien presidió la eucaristía de aceptación de 93 nuevos jóvenes a las JAR. A ellos les mandó un mensaje claro: «No es la Ordena a la que seguís; Jesus es a quien sigues, así que no tengas miedo, él te llama aquí y te guiará con su gracia». Dionisio Selma entregó las cruces de madera de las JAR con la inscripción «Cor unun in Deum», símbolo de su entrada en las JAR.

Por último, la asamblea de las JAR eligió por primera vez a los oficiales nacionales que coordinará el movimiento juvenil de los Agustinos Recoletos. Roceline Bernal, de Cavite, fue elegida presidenta. «Todavía estoy abrumada -dijo-, pero sé que Dios ya ha planeado todo para nosotros».

This post is also available in/Este conteúdo está disponível em Português: English Português

Suscríbete a nuestra

Newsletter