Bogotá celebra la profesión solemne de Jhon Eduard Olarte

El joven agustino recoleto emitió sus votos solemnes y se entregó definitivamente a Cristo en la Parroquia Inmaculada Concepción de Suba (Colombia).

El religioso Jhon Eduard Olarte culminó el pasado sábado su proceso formativo con la profesión solemne de sus votos en la Parroquia Inmaculada Concepción de Suba, en Bogotá (Colombia). Decenas de personas -entre ellas, la familia del agustino recoleto- acompañaron al joven en el momento de su entrega a Cristo. De esta forma, Jhon Eduard dijo sí a la llamada de Dios como agustino recoleto.

La eucaristía fue presidida por el obispo agustino recoleto Monseñor José Alejandro Castaño Arbeláez, obispo de Cartago, y concelebrada por decenas de sacerdotes agustinos recoletos, quienes abrazaron a Jhon Eduard tras el rito de la profesión solemne, como signo de bienvenida.

El obispo agustino recoleto felicitó en su homilía al religioso protagonista, así como a su familia. A estos últimos agradeció su apertura para que Jhon Eduard sea agustino recoleto. En referencia al evangelio leído en la celebración, Mons. Castaño afirmó que «Jesús invita a permanecer con él».

La rito de la profesión solemne fue presidido por el Prior provincial de la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria, Albeiro Arenas. Como indica el rito, durante la profesión solemne se produjo el interrogatorio, la letanía de los santos, la fórmula de la profesión y la bendición solemne del profeso. Posteriormente, los religiosos agustinos recoletos abrazaron al religioso.

Al término de la eucaristía, el recién profeso solemne indicó que «Dios jamás se cansa de buscarnos». La profesión solemne, dijo, es la plenitud de la vida religiosa.