Cinco acciones que está realizando ARCORES contra el coronavirus

La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ha puesto en marcha múltiples iniciativas en distintos países para paliar los diferentes efectos del COVID-19 en la sociedad.

La Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES no ha frenado su labor solidaria por el coronavirus. Por el contrario, en los distintos países en los que está presente se han elaborado campañas y programas de acción para ayudar a los colectivos que se han visto más afectados por la pandemia y las medidas de prevención. De forma independiente, cada país ha puesto en marcha múltiples iniciativas solidarias que ya están consiguiendo los primeros resultados.

El equipo de Despliegue de Red de ARCORES Internacional se reunió este miércoles 22 de abril con el objetivo de tratar juntos la pandemia COVID19 y la respuesta de ARCORES en cada uno de los países y contextos. En el encuentro se comentaron y analizaron los distintos proyectos que han surgido en las distintas ARCORES nacionales dentro del contexto del coronavirus.

Para informar de toda la labor y los nuevos avances, la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ha establecido una página donde actualiza lo realizado en cada país. En 15 países, ARCORES se ha visto obligada a modificar su plan de trabajo y establecer nuevas obras sociales, además de reforzar algunas que se han convertido en indispensables.

Filipinas: ‘Estaciones de bienestar’ para familias sin recursos

Las medidas de confinamiento han paralizado toda la actividad económica y productiva en Filipinas. Si bien es una disposición necesaria para frenar la expansión del coronavirus, ha afectado de forma especial a familias que viven en chabolas en los suburbios de Manila o que dependen de salir a las calles a trabajar cada día para sobrevivir. Con el objetivo de ayudar a estas personas, ARCORES Filipinas ha decidido poner en marcha la campaña ‘Kindness Stations’ (en español, ‘Estaciones de bienestar’). Se trata de lugares habilitados por ARCORES, con todas las garantías de higiene y seguridad, en los que las personas que lo necesiten pueden acercarse a recoger una bolsa de alimentos y también recibir una comida caliente de arroz y verduras.

La primera ‘Kindness station’ de ARCORES Filipinas comenzó a funcionar en Cavite el 2 de abril y atiende a guardias de seguridad, médicos y personas necesitadas del vecindario. La Red Solidaria trabaja para extender este servicio incluso a las islas remotas. Concretamente, está trabajando para organizar una ‘Kindness Station’ en Casian, una pequeña isla donde viven 500 familias de pescadores, en el archipiélago de Palawan, al occidente de Filipinas.

España: cartas para los enfermos y ayuda económica a instituciones

En España, uno de los países más afectados por el coronavirus en el mundo, ARCORES ha establecido dos líneas de ayuda en distintos niveles. La primera es la campaña ‘Una carta de esperanza’ que invita enviar una carta a los enfermos de coronavirus ingresados en los hospitales. ARCORES ha creado para ello una cuenta de correo electrónico ([email protected]) a la que se pueden remitir cartas u otras muestras de apoyo a las personas que están sufriendo el COVID-19. La Red Solidaria hace llegar estas cartas a hospitales de Madrid y Andalucía. Por el momento se han recibido más 120 cartas. En la campaña han participado los alumnos de distintos centros educativos agustinos recoletos.

Asimismo, ARCORES España ha lanzado la campaña ‘Una Red de Solidaridad contra el Coronavirus’. El objetivo de esta iniciativa es ayudar económicamente a instituciones que en España atienden a las personas más vulnerables. Para esto, ARCORES pone a disposición una número de cuenta bancaria para realizar donaciones a esta campaña. ARCORES España ya ha entregado 6.900 euros a la Casa Madre de Dios de Granada, una obra social del Arzobispado de Granada que atiende a personas en situación de grave riesgo de exclusión social que carecen de recursos económicos y hogar, y presentan problemas de adicciones. La Casa Madre de Dios no cuenta con voluntarios por el confinamiento y todas las ayudas que recibían se han paralizado.

Costa Rica: contagiando solidaridad para los necesitados

ARCORES Costa Rica ha puesto en marcha la campaña ‘Contagiemos solidaridad’ con el objetivo de paliar las consecuencias del coronavirus. La campaña de la Red Solidaria en Costa Rita está unida a la labor solidaria de la parroquia Inmaculada Concepción de Pozos, Santa Ana. El objetivo de esta iniciativa es recoger víveres o donación económica para proporcionar alimento a familias en riesgo de exclusión o pobreza, y que se han visto especialmente afectadas por el aislamiento preventivo contra el coronavirus.

La campaña ‘Contagiemos solidaridad’ ya ha comenzado a dar sus primeros frutos. 200 familias sin trabajo y enfermos por la pandemia están recibiendo de ARCORES bolsas con utensilios de higiene y limpieza, como papel higiénico o productos para el lavado de ropa, entre otras cosas.

República Dominicana: reorientar la labor solidaria

ARCORES República Dominicana tuvo que cerrar sus dispensarios médicos por razones del toque de queda gubernamental. Ante esto, la Red Solidaria no ha paralizado sino reorientado su trabajo para atender a las familias afectadas por esta situación. ARCORES ya ha realizado varios repartos de bolsas de comida en distintas comunidades de la ciudad de Bajos de Haina.

Entre ellos, una veintena de chicas jóvenes, que son beneficiarias del proyecto de atención integral a adolescentes embarazadas, están recibiendo estas bolsas de comidas. Además, siguen siendo atendidas telefónicamente por los responsables del proyecto, sin descuidar la atención sanitaria que precisen.

Venezuela: la ayuda es más necesaria aún

Las residencias de ancianos de las Agustinas Recoletas del Corazón de Jesús, que cuentan con el apoyo de ARCORES Venezuela, han tenido que reforzar su labor. Desde que el pasado 14 de marzo Venezuela decretara el Estado de alarma, las tres residencias de ancianos no pueden recibir visitas de familiares ni tampoco de colaboradores o grupos parroquiales. Sí pueden recibir donaciones, generalmente en especie, dejándolas en la portería. Para ello, las religiosas están teniendo que buscar ayuda para proporcionar lo necesario a los ancianos.

Asimismo, el comedor de Los Teques, además del millar largo de personas que atiende, sigue con el programa nutricional para 140 niños y en el convento atiende a otros 28 niños huérfanos y abandonados que tiene acogidos.

Suscríbete a nuestra

Newsletter