No hay excusas para no vivir la Pascua con las JAR (pese al coronavirus)

Las JAR llevaron a cabo en Facebook e Instagram un amplio programa de actividades, celebraciones y reflexiones para que todos los países vivieran la Pascua Juvenil de forma virtual.

El confinamiento preventivo contra el coronavirus en la mayoría de los países donde están presentes los Agustinos Recoletos ha obligado a las JAR a suspender las convivencias de Pascua. No obstante, esto no ha sido excusa para no vivirla de igual manera y con entusiasmo. Lo que parecía una adversidad ha sido convertido en una oportunidad para unir a todas las JAR y celebrar juntas los días centrales del cristiano. Todas han disfrutado de la primera Pascua Digital a través de Facebook e Instagram, en el perfil de JAR Internacional. Centenares de jóvenes han seguido durante los cuatros días centrales de la Semana Santa las redes sociales y han participado es una iniciativa única hasta el momento.

Aunque era un reto, fue posible gracias al esfuerzo de decenas de jóvenes que colaboraron de una forma o de otra para hacer realidad el intenso programa de eventos preparado para la Pascua Digital en español y en portugués. Durante cuatro jornadas se elaboró -y se hizo realidad- un horario que incluía cada día una oración diaria, el rezo del ángelus, así como espacios de reflexión y las celebraciones del Triduo Pascual. Se consiguió lo que propuso el presidente del Secretariado de Vocaciones y Juventud, Juan Pablo Martínez, al inicio de la ‘convivencia virtual’: «Una oportunidad para vivir con intensidad estos días con una sola alma y un solo corazón desde las redes sociales».

Uno de los actos centrales fue la celebración del Vía Crucis del Viernes Santo, que presidió el Prior general, Miguel Miró, con jóvenes de varios países, que se encargaron de realizar el rezo de las distintas partes de la oración desde sus casas. Al comienzo, el Prior general lanzó un mensaje a los jóvenes que siguieron el Vía Crucis de forma virtual: «Estamos ante una de las cruces que todos tenemos que afrontar: la cruz de la enfermedad». Sobre esto, indicó que la cruz «puede trastocar todos los ámbitos de nuestra existencia». El Sábado Santo, los jóvenes de las JAR de Brasil dirigieron el rezo del Vía Matris en portugués.

Otro de los actos importantes de la Pascua Digital fue la Vigilia Pascua, que se emitió en directo desde la Parroquia Sumo Sacerdote de Chihuahua (México). Los jóvenes de las JAR vinculados a esta parroquia ayudaron en la celebración y la animaron con bailes y cantos, celebrando así la Resurrección de Cristo.

Durante los cuatros días que se extendió la Pascua Digital, varios jóvenes compartieron sus experiencias. El argentino Francisco Lostia dirigió la primera, cuya temática era la caridad. El joven definió esta virtud cristiana como «el amor por los demás». «Dios trasciende mi vida para acercarme a los demás», explicó. Desde Venezuela, María José Contreras también compartió con los jóvenes un momento de charla en Facebook LIVE. Comentó su experiencia en el país, que muchos jóvenes han abandonado debido a la situación. En ese sentido, reflexionó sobre la valentía de los que se van y los que se quedan, y llegó a una conclusión: «Valiente es el que se va y el que se queda»

Los miembros de las JAR de distintos países secundaron las distintas iniciativas que surgieron, como la ilustración de canciones de temática cristiana con sus propias fotos; la de Chihuahua fue una de las más originales. La Pascua Digital contó incluso con un ‘NotiJAR’, un noticiero informativo y humorístico. En una de sus emisiones fue entrevistado el obispo agustino recoleto Carlos María Domínguez, quien animó a los jóvenes a «ser luz en lo cotidiano», la misma luz de la Vigilia Pascual que, según indicó, estaría sin gente por el confinamiento.

Por primera vez, las JAR se unieron en un solo corazón y una sola alma de forma virtual. Para los jóvenes de corazón inquieto no existe la dificultad, pues la superan con las ganas de encontrar a Cristo en comunidad, aunque sea online.

Suscríbete a nuestra

Newsletter