Formación virtual para la profesión solemne

El Secretariado General de Espiritualidad y Formación ha tenido que adaptar al formato virtual la teoría del curso de preparación para la formación solemne.

Ante la imposibilidad de realizar viajes internacionales y para evitar contagios de coronavirus, el Secretariado General de Espiritualidad y Formación ha adaptado el curso de preparación para la profesión solemne al formato virtual. Desde el pasado 1 de junio y hasta el 27, los jóvenes que realizarán próximamente la profesión solemne están recibiendo la formación teórica de forma online. En lugar de realizarse enteramente presencial -como es habitual-, el curso se ha dividido en dos: una mitad a través de internet y la otra, en varias semanas de convivencia presencial que se espera realizar en septiembre.

El Secretariado de Formación se ha visto obligado a adaptar el curso que realizan todos los religiosos antes de su profesión solemne para que tengan una preparación mínima y no se vean afectados por la crisis de la pandemia. Durante estas semanas están tratando asuntos relacionados con la interioridad, la comunidad o la eclesialidad, entre otros temas.

En esta edición extraordinaria del curso de preparación para la formación solemne están participando cinco religiosos que se conectan simultáneamente desde Brasil, Costa Rica, España y Perú con la persona que imparte la formación. Los jóvenes están conectados online tres horas. En ese tiempo, asisten a una charla y posteriormente comparten todos juntos sus reflexiones sobre el asunto tratado. Según explica Javier Monroy, consejero general de Formación, si bien solo están conectados tres horas, deben estar todo el día dedicados al curso de preparación. “Está siendo sencillo llevarlo adelante”.

“Con esta modalidad online solo cubrimos una parte de los objetivos del curso”, dice Javier. Aunque virtualmente se pueden tratar los contenidos teóricos, se pierde la convivencia y la comunidad. Hasta este año, el curso consistía en seis semanas de formación y convivencia. En este caso serán cuatro semanas de formación online y al menos dos que podrían ser en Roma, siempre que las circunstancias y las autoridades lo permitan.

El Prior general ya ha mantenido con los religiosos un encuentro y mantendrá un segundo en los últimos días de la fase online del curso. En su primera charla, Miguel Miró expuso cómo debe ser la vida de un agustino recoleto hoy, sus desafíos y lo significativo del carisma en la sociedad actual.