La cultura y la historia de San Millán reabren sus puertas

El monasterio de los Agustinos Recoletos en La Rioja (España) suspendió las visitas turísticas el 13 de marzo por prevención ante el COVID-19.

El monasterio de San Millán de la Cogolla, de los Agustinos Recoletos, ha comenzado a volver a la normalidad este miércoles 1 de julio. Tras 109 días cerrado al público, los monasterios de Yuso y Suso han reabierto al público, siguiendo las medidas de prevención para evitar nuevos contagios de coronavirus. Los dos históricos monumentos de los Agustinos Recoletos en La Rioja (España) suspendieron las visitas turísticas el 13 de marzo, cumpliendo así con las directrices marcadas por el Gobierno español para la situación de estado de alarma.

La historia que conserva San Millán entre sus muros ha quedado oculta durante más de tres meses. En este recinto monástico fue donde, hace más de mil años, unos monjes escribieron las primeras palabras en romance, que con el tiempo derivaría en el español. Después de las semanas más duras del COVID-19 en España, San Millán ha vuelto a abrir sus puertas. «Para tomar una decisión contrastada y objetiva, hemos estado en contacto con otros monumentos de La Rioja», explica Pedro Merino, en una entrevista en Recoletosstv.com. Junto a otros monumentos de la región y del país, los históricos conventos han retomado las visitas, aunque por el momento «no serán masivas». El bloqueo del turismo internacional reducirá los visitantes.

El conjunto monumental, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha sufrido las consecuencias de la pandemia. El cierre del monasterio al público ha supuesto la eliminación de la mayor parte de los ingresos de la comunidad de Agustinos Recoletos de San Millán. No obstante, la orden de confinamiento obligó a tomar esta determinación, con los problemas que eso supone. «Era una medida necesaria, por lo que la tomamos con decisión», dice el prior de la comunidad. Para reducir el impacto económico por la falta de ingresos por turismo, el convento ha realizado un expediente de regulación temporal de empleo con las personas que prestan sus servicios como guías y limpieza del monasterio.

No obstante, durante este tiempo la cultura y la historia de San Millán han continuado difundiéndose. La Fundación San Millán de la Cogolla puso a disposición de los usuarios diversos recursos digitales a través de la página web de educación patrimonial Emilianensis. Descubre los Monasterios de La Rioja. El objetivo era ofrecer durante las semanas de cuarentena una oportunidad para el aprendizaje, la creatividad y el descubrimiento de la cuna del español.