¿Y después de la fiesta de San Agustín?

La red social de oración mundial Hozana, con la colaboración de los Agustinos Recoletos, ha lanzado un itinerario virtual de nueve días de oración para los días posteriores a la fiesta de San Agustín y Santa Mónica.

Pareciera que la devoción y el apoyo espiritual en San Agustín se acaban una vez pasada su fiesta, aunque nada más lejos de la realidad. Por ello, la red social de oración mundial Hozana ha lanzado un itinerario de nueve días de oración para continuar cercano al Padre de la Iglesia y su madre Santa Mónica una vez pasadas sus festividades. La propuesta invita a la oración y al conocimiento de dos santos fundamentales de la Iglesia. En su edición han colaborado los religiosos agustinos recoletos.

El objetivo es descubrir junto a estos santos importantes acentos de nuestro seguimiento y entrega a Cristo. Uniéndose a este itinerario de Hozana se recibirá cada día un texto bíblico, una meditación sobre San Agustín, un audio especial del agustinos recoleto Ángel Jahir Córdoba García y una oración para reflexionar sobre importantes aspectos que ayudarán a nuestro crecimiento espiritual. Cada día se trata diferentes temas, todos ellos relacionados con los dos santos: interioridad, búsqueda, conversión, verdad, amor, vida común, servicio a la Iglesia, solidaridad y gracia.

Más de 1.500 personas se han inscrito a este itinerario de oración. Aunque Hozana propone comenzar el recorrido el 28 de agosto, mismo día de la festividad de San Agustín, la novena se puede realizar en cualquier época del año. Lo relevante de esta iniciativa es rezar junto a Agustín y Mónica, y conocer más sobre su figura, si bien el objetivo primordial es darle continuidad a la fiesta del obispo de Hipona.

La oración de la novena es a Santa Mónica por la paz en la familia:

Oh Santa Mónica, obtén para nosotros, te suplicamos, la bendición de Dios omnipotente, para que la verdadera armonía y paz reinen en nuestras casas, y que todos los miembros de nuestras familias puedan alcanzar la vida eterna. Por Cristo Nuestro Señor. Amén