Una acción de gracias por un camino de comunión

El Prior general ha remitido un mensaje de felicitación a las Augustinian Recollects Sisters, que celebran durante esta semana el 50º aniversario del reconocimiento como Instituto de Derecho Pontificio.

La congregación de las Augustinian Recollects Sisters está de celebración. Durante 2020, los religiosas de la familia agustina recoleta festejan el 50º aniversario de la aprobación definitiva de la Santa Sede que les elevó a la categoría de congregación de derecho pontificio. Este hecho es uno de los más relevantes de la congregación desde sus inicios, cerca de 1725. Por este motivo, el Prior general ha remitido a las religiosas un mensaje de felicitación y agradecimiento por estos años. 

Miguel Miró, que participará en uno de los actos de este aniversario, ha agradecido «la ayuda y colaboración de las hermanas agustinas recoletas», especialmente en lo que se refiere a promoción vocacional y otros proyectos de la familia agustina recoleta. El General ha pedido no quedarse solo con el pasado: «Queremos vivir el presente intensificando la comunión y así mirar la futuro con esperanza».

En su mensaje destaca el estrecho vínculo que desde sus inicios hasta nuestros días ha existido entre la Orden de Agustinos Recoletos y las Augustinian Recollects Sisters. «La relación de la congregación con la Orden ha sido siempre profunda y familiar», indica. 

Unidos desde los inicios

Miró recuerda los comienzos del movimiento con las hermanas Talangpaz. Las dos mujeres recibieron el hábito de terciarias agustinas recoletas en 1725 y desde ese momento comenzaron «la vida común, el recogimiento, la oración prolongada, las prácticas ascéticas y el trabajo manual», explica.

Desde ese momento, la congregación fue creciendo aunque a un ritmo muy lento, hasta que a principios del siglo XX, gracias al apoyo de los religiosos agustinos recoletos, fueron creciendo progresivamente. El Prior general recuerda concretamente al agustino recoleto Celestino Yoldi. «Bajo su dirección se remodeló el antiguo edificio (en referencia al convento anexo a la basílica de San Sebastián de Manila), se abrió el colegio de Santa Rita, se pronunciaron los primeros votos públicos y se organizó el noviciado», explica. 

Miguel Miró también recuerda a uno de sus antecesores, el prior general Gerardo Larrondo, quien intervino para regular la vida de las hermanas y preparándolas para convertirse en congregación de votos temporales. Más tarde vendría su reconocimiento como congregación de derecho diocesano, que el Prior general valora como «un hecho de capital importancia en su historia». Tras ampliar su presencia a China y más puntos de Filipinas, a través del apostolado educativo en colegios y universidades, el 20 de noviembre de 1970 la congregación obtuvo el reconocimiento como instituto de derecho pontificio el 20 de noviembre de 1970 con el Decretum laudis de la Congregación de Religiosos.

Un amplio programa de celebración

Para conmemorar las bodas de oro como congregación, las Augustinian Recollects Sisters han preparado un extenso programa de eventos para dar gracias a Dios por estos 50 años. Todos los actos tendrán lugar esta semana y culminaran el 20 de noviembre, fecha del aniversario. 

En los días previos se celebrarán eucaristías de acción de gracias y varias conferencias sobre la historia de la congregación, todas ellas en formato virtual. El 20 de noviembre tendrá lugar el gran evento virtual en el que se leerán los mensajes del Papa Francisco, el arzobispo Gabriele Giordano Caccia y otros prelados, y el Prior general de la Orden de Agustinos Recoletos. Asimismo, también se proyectarán vídeos relacionados con este cincuentenario.