Recursos para vivir el Adviento 2020

Materiales, vídeos y textos para vivir el Adviento con el carisma agustino recoleto y preparar con ilusión la llegada de Jesús en Navidad.

El Adviento es la etapa de preparación para la Navidad, la venida de Jesús al mundo. Durante estas semanas, los cristianos preparando su vida para celebrar y recibir espiritualmente al Hijo de Dios que nacerán el Belén el 25 de diciembre. Por eso, recogemos en esta páginas algunos textos y vídeos que pueden servir de preparación para estas semanas. 

Primer domingo de Adviento

Evangelio del día (Mc 13, 33-27)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!»

Palabra del Señor

Segundo domingo de Adviento

Evangelio del día (Mc 1, 1-8)

Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino. Una voz grita en el desierto: «Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos.»»
Juan bautizaba en el desierto; predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén, confesaban sus pecados, y él los bautizaba en el Jordán. Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.
Y proclamaba: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»

Palabra del Señor

Tercer domingo de Adviento - Letare

Evangelio del día (Jn 1,6-8.19-28)

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
Y éste fue el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a Juan, a que le preguntaran: «¿Tú quién eres?»
Él confesó sin reservas: «Yo no soy el Mesías.»
Le preguntaron: «¿Entonces, qué? ¿Eres tú Elías?»
El dijo: «No lo soy.»
«¿Eres tú el Profeta?»
Respondió: «No.»
Y le dijeron: «¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado, ¿qué dices de ti mismo?»
Él contestó: «Yo soy la voz que grita en el desierto: «Allanad el camino del Señor», como dijo el profeta Isaías.»
Entre los enviados había fariseos y le preguntaron: «Entonces, ¿por qué bautizas, si tú no eres el Mesías, ni Elías, ni el Profeta?»
Juan les respondió: «Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia.»
Esto pasaba en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde estaba Juan bautizando.

Palabra del Señor

Cuarto domingo de Adviento

Evangelio del día (Lc 1,26-38)

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor

Adviento con el Prior general

Audios de un minuto del Prior general, Miguel Miró, con una reflexión para cada domingo del Adviento.

Primer domingo de Adviento

por Miguel Miró OAR | Adviento con el Prior General

Segundo domingo de Adviento

por Miguel Miró OAR | Adviento con el Prior General

Tercer domingo de Adviento

por Miguel Miró OAR | Adviento con el Prior General

Cuarto domingo de Adviento

por Miguel Miró OAR | Adviento con el Prior General

El Adviento según San Agustín

adviento

Documentos

Como cada año, la Red Solidaria Internacional Agustino Recoleta ARCORES nos ayuda a vivir esta época desde una perspectiva solidaria. ARCORES edita el cuadernillo de Adviento-Navidad 2020. El documento presenta para cada día del Adviento y la Navidad una obra social que realiza la familia agustina recoleta en el mundo. Además, invita a la reflexión y la oración por esa acción.

Para que disfrutes de los días de Adviento y Navidad, la Oficina de Comunicación de la Orden de Agustinos Recoletos ha elaborado el libro electrónico Dios viene al mundo que recoge las homilías del Papa Francisco en la solemnidad de Navidad. Una buena forma de reflexionar sobre el significado de la Navidad.