Vidas recoletas entregadas a Cristo

Cinco jóvenes agustinos recoletos dieron un paso importante en su vida religiosa en el marco de la celebración del 432º aniversario de la Recolección agustiniana.

Más de cuatrocientos años después de los inicios de la Recolección agustiniana en 1588, los jóvenes del siglo XXI se siguen sintiendo atraídos por esta forma de vida. Cinco de ellos celebraron el aniversario de los Agustinos Recoletos el 5 de diciembre diciendo un nuevo sí a Cristo y dando un paso más en su camino vocacional. La fiesta de la Orden se festejó en Brasil, Costa Rica y Filipinas con ordenaciones diaconales y sacerdotales.

En Brasil, dos religiosos fueron ordenados diácono y sacerdote respectivamente. Jesús Emmanuel Mendoza, que recientemente realizó su profesión solemne, recibió la ordenación diaconal en la Parroquia Santa Rita de Casia de Manaos. El obispo agustino recoleto de la Prelatura de Alto Xingú-Tucumá, Mons. Jesús María López Mauleón, presidió la eucaristía e impuso sus manos sobre el nuevo diácono. Religiosos agustinos recoletos y fieles de Manaos acompañaron al joven religioso mexicano en este momento tan importante.

En la Parroquia São Miguel Arcanjo de Maringá fue ordenado sacerdote el brasileño Fernando Ferreira. En una sencilla celebración, a la que acudió solo un grupo reducido de personas por motivos sanitarios, el arzobispo de la Archidiócesis de Maringá, Severino Clasen, impuso sus manos e invocó la oración consagratoria de la ordenación sacerdotal. La celebración contó con la presencia del Prior provincial de Santo Tomás de Villanueva, Miguel Ángel Hernández, y del obispo agustino recoleto de Mar del Plata, Mons. Darío Quintana.

En la Ciudad de los Niños, en Costa Rica, recibieron la ordenación diaconal y sacerdotal los agustinos recoletos Pablo Jian y Alberto Valecillos, respectivamente. La ceremonia de ordenación de ambos agustinos recoletos fue presidida por Monseñor Ángel San Casimiro, obispo agustino recoleto emérito de la Diócesis de Alajuela. El prelado exhortó a los ministros de la Iglesia que la vida del diácono y el sacerdote está en ser Buen Pastor. Las familias de los dos religiosos, que no pudieron estar presentes en este importante evento, siguieron la celebración a través de redes sociales.

El agustino recoleto filipino Ramón Bitancor recibió la ordenación diaconal el 5 de diciembre en Our Lady of Consolation Parish, en Quezon City (Filipinas). El joven religioso fue ordenado diácono de manos de Mons. Roberto O. Gaa, DD, obispo de la diócesis de Novaliches (Filipinas). El Prior provincial de la Provincia San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, así como varios religiosos agustinos recoletos, acompañaron al nuevo diácono en este momento tan importante en su vida.