Honoris causa al trabajo y el talento

El agustino recoleto Reynaldo Jaranilla ha recibido el reconocimiento de honoris causa en cine y televisión tras meses de trabajo en la Universidad Agustiniana de Bogotá.

El 8 de marzo de 2021 el agustino recoleto Reynaldo Jaranilla recibió el título honoris causa en cine y televisión por la Universidad Agustiniana de Bogotá. El reconocimiento puede parecer un trámite de agradecimiento por una universidad de los Agustinos Recoletos a uno de sus religiosos. Sin embargo, el nombramiento es el resultado del trabajo y el cariño que el agustino recoleto filipino ha generado en la comunidad educativa.

Frei Boyax, como familiarmente se le conoce, llegó en junio de 2018 a Bogotá desde Filipinas. Su estancia en Colombia tenía dos objetivos: la colaboración interprovincial entre la Provincia San Ezequiel Moreno y la Provincia Nuestra Señora de la Candelaria, y el aprendizaje de la lengua española. Desde entonces, Reynaldo Jaranilla se ha ido ganando la confianza de las personas gracias a su simpatía y su trabajo.

El agustino recoleto se ha esmerado en el área de cine y televisión por su formación en tecnologías de la información, gestión audiovisual, artes cinematográficas, música, medios de comunicación, medios sociales y otras disciplinas aliadas. Entre sus valiosas contribuciones en la universidad se encuentran la formación de los custodios del laboratorio de televisión del Centro Agustiniano de Medios (CAM), quienes, a su vez, transmiten los conocimientos a los instructores y estudiantes; la colaboración en la renovación del nuevo estudio de radiodifusión; y la puesta en común de flujos de trabajo innovadores para la emisión multicámara móvil.

Cuatro días antes de su regreso en Filipinas, la Uniagustiniana entregó el reconocimiento a Reynaldo Jaranilla. El rector de la Universidad, el agustino recoleto Enrique Arenas, entregó el diploma junto al secretario general de la Uniagustiniana, Ricardo Rojas, y el decano de la Facultad de Artes y Cultura de la Comunicación, Edward Lozano Martínez. En la eucaristía, el rectorle  definió como un «hombre de gran talento».

El religioso es el primer recoleto filipino que recibe tal título de una universidad recoleta en el extranjero, aprobado por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia.