La vocación, a través de las Crónicas de Narnia