Todo en Dios: himno de la Conversión de San Agustín

El agustino recoleto José Manuel González Durán ha puesto música al texto del himno que la liturgia agustiniana de las horas ofrece para el rezo de la tarde.

“Todo en Dios” es el título que el cantautor Recoleto ha dado al himno de vísperas en la fiesta de la Conversión de San Agustín, que se celebra el 24 de abril.

Precisamente, este tema es el que da nombre a la colección que recoge los himnos litúrgicos de los santos agustinianos, a los que González Durán se ha encargado de poner música, con la colaboración de Andrés Tejero, responsable de los arreglos orquestales.

El proyecto “Todo en Dios” es una iniciativa conjunta de la Oficina de Comunicación y el Secretariado General de Espiritualidad y Formación de la Orden de Agustinos Recoletos.

Descargar partitura en PDF

Tú que sabes la aflicción del alma que a Dios olvida
y la angustia de la vida cuando triunfa la pasión,
vuelve al amor inmortal tantos amores vencidos,
que alzan tus mismos gemidos y lloran con llanto igual.

Siempre de la dicha en pos,
siempre inquieta y triste el alma,
viste que el mundo no calma
la sed de un alma sin Dios.

La hiciste, ¡oh Dios!, para el cielo,
y tu amor la llama a sí,
viviendo en perpetuo anhelo
hasta descansar en ti.

Todo en Dios y Dios en ti,
viviendo Cristo en tu vida,
amar y amar sin medida
fueron tus ansias aquí.

Y hoy, cual divino blasón
que enciende las ansias nuestras,
ardiendo en amor nos muestras
en alto tu corazón.

Para amarte en la patria del dolor
como te ama en cielo el serafín,
danos amarte, Señor, con el amor de Agustín.
Danos amarte, Señor, con el amor de Agustín.