Cuatro siglos de vida agustina recoleta en Cebú

Los Agustinos Recoletos de Filipinas han iniciado el año de celebración por el 400 aniversario de la llegada de los misioneros recoletos a Cebú (Filipinas).

La Orden de Agustinos Recoletos comenzó el pasado 29 de abril un año de celebración por sus 400 años de presencia misionera en Cebú. Hasta el próximo 29 de abril de 2022, los religiosos festejarán en todos sus ministerios los cuatro siglos de presencia continuada en isla filipina en los que, a través del servicio pastoral y el apostolado educativo, han difundido la fe que llegó a Filipinas hace 500 años, como precisamente este año se celebra.

La celebración comenzó con el descubrimiento de una placa conmemorativa en el vestíbulo de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en la ciudad de Cebú. «Esta placa simboliza la expresión de profunda gratitud y alegría de los agustinos recoletos por los 400 años de gracia y bendiciones del Padre celestial», decía la inscripción.

El agustino recoleto Christopher Maspara, rector de la Universidad de San José-Recoletos y responsable de la celebración del 400º aniversario, informó también está tramitando una solicitud para que se coloque una placa histórica en este lugar histórico, que debe ser aprobada por la Comisión Histórica Nacional de Filipinas.

Tras la inauguración, tuvo lugar una celebración eucarística presidida por el arzobispo de Cebú, Mons. José Palma, junto con otros dos obispos invitados y 28 sacerdotes concelebrantes.
El Arzobispo Palma destacó en su homilía que los Agustinos Recoletos no necesitan mirar muy lejos para ver el impacto que ha tenido en sus 400 años de presencia continua en Cebú.
«Es posible que no haya podido construir ciertas estructuras o edificios que pueden desmoronarse con el paso del tiempo. Pero para mí, los miles de estudiantes que han pasado por las clases de su Universidad, los miles de estudiantes que están agradecidos porque recibieron una formación académica y religiosa de calidad. Estos son los estudiantes que se convirtieron en profesionales y están en otras partes del mundo. Estos son los estudiantes que mejoraron la calidad de vida de sus familias por haber estudiado en la USJ-R», expresó.

El arzobispo también declaró el 29 de abril de 2021 al 29 de abril de 2022 como «Año Especial de Gracia» en las parroquias y las capillas de los campus escolares bajo el cuidado pastoral de los agustinos recoletos en la archidiócesis de Cebú.

Los lugares de peregrinación durante este año jubilar son la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, la Parroquia de Nuestra Señora de la Consolación, la capilla de San Agustín de Hipona, la Capilla del Campus Principal de la USJ-R, la Capilla de San Ezequiel Moreno en la USJ-R Basak, y la Capilla de La Consolación en la USJ-R Balamban.

El 29 de abril también se lanzó una oración del cuatricentenario y un tema musical titulado «Proclama su amor». La canción fue compuesta por uno de los religiosos agustinos recoletos y es interpretada por estudiantes de la universidad de la Orden en Cebú.

Cuatro siglos de vida

El entonces Gobernador General de Filipinas, Don Alonso Fajardo de Tenza, concedió el permiso oficial y la licencia a los misioneros agustinos recoletos el 29 de abril de 1621 para que instalaran un convento en Cebú. Ocurrió después de que el obispo agustino de Cebú, Pedro de Arce, expidiera la licencia episcopal necesaria y las credenciales oficiales a Fray Juan Crisóstomo de la Ascensión, Vicario Provincial de los Agustinos Recoletos, en el mismo año.

Este acontecimiento allanó el camino para que los agustinos recoletos establecieran una iglesia y un convento que fue dedicado a la Inmaculada Concepción de María en 1621. Esta nueva comunidad sirvió de base para las misiones de la Orden en las Visayas y Mindanao. Además, los Agustinos Recoletos también fundaron y administraron iglesias en las zonas del noreste de Cebú, incluidos los pueblos de las islas Camotes.

En 1947, los OAR ampliaron su apostolado educativo fundando el Colegio de San José-Recoletos (actual Universidad de San José-Recoletos). En 1971, se erigió la parroquia de Nuestra Señora del Carmenen el lugar que ocupaba la antigua iglesia de la Inmaculada Concepción.

En 2006, las comunidades de los Agustinos Recoletos en el país celebraron el 400º aniversario de la llegada y presencia continuada en Filipinas y Asia. En este 2021, la celebración recuerda los 400 años de la primera comunidad agustina recoleta en Cebú y el comienzo de su presencia misionera.