Curso de preparación para la profesión solemne: parte I

Los cinco religiosos agustinos recoletos que se preparan para la profesión solemne han realizado los ejercicios espirituales en su primera semana.

El pasado 1 de Julio, comenzó el Curso de preparación para la profesión solemne del año 2021, en la Casa de la Recolección en Cuernavaca (México). Durante todo el mes de julio, un grupo de cinco jóvenes religiosos, acompañados por cuatro sacerdotes agustinos recoletos, vivirán un tiempo especial de preparación y reflexión para el sí definitivo a Cristo. En la primera semana, además de introducir las semanas de formación, se realizaron los ejercicios espirituales.

Sídney Pereira, Nairo Hernán Lara Malagán, Isaac Almaraz Pinal, David de Jesús Molina Olvera, y Alfonso J. Dávila Lomelí están realizando el curso de formación acompañados por los sacerdotes agustinos recoletos Javier Acero, Javier Goizueta Solano, Luis Diego Ramírez Álvarez y Héctor Manuel Calderón. El curso es organizado anualmente por el Secretariado general de Espiritualidad y Formación de la Orden de Agustinos Recoletos. El presidente de este organismo, el consejero general Javier Monroy, invitó a los jóvenes en los primeros días a vivir la experiencia y prepararse para estos últimos votos haciendo un proyecto de vida. La característica de este proyecto es que tendrá que ser un plan que englobe la vida de los religiosos para los próximos diez años. Asimismo, les pidió ser valientes en el camino de entrega que están comenzando.

Los ejercicios espirituales fueron dirigidos por el agustino recoleto Héctor Manuel Calderón. Se dividieron en tres temas o ‘encuentros’ de Dios con el hombre. En ellos, los jóvenes candidatos a la profesión solemne rezaron sobre el saberse existente, amado y unido a Dios. Fueron días de intensa oración y compartir. Los jóvenes reflexionaron sobre valores básicos de la vida consagrada. Los ejercicios, que se extendieron durante cinco días, terminaron con la eucaristía de acción de gracias.

Los futuros profesos solemnes también acompañaron en Querétaro al agustino recoleto Amado García en la celebración de sus 50 años de vida sacerdotal. Asimismo, tuvieron la oportunidad de compartir un encuentro con los postulantes de México en la Casa de Formación San Agustín y de conocer de primera mano la labor social realizada por los Agustinos Recoletos en CARDI, el Centro de Acompañamiento y Recuperación de Desarrollo Integral en Ciudad de México.