Lágrimas de amor: himno a Santa Mónica

El agustino recoleto José Manuel González Durán ha puesto música, dentro de la colección ‘Todo en Dios’, al himno de laudes de la fiesta de la madre de San Agustín.

“Lágrimas de amor” es el título de la canción dedicada a Santa Mónica, compuesto por el cantautor agustino recoleto José Manuel González Durán. El religioso ha puesto música al himno de laudes que se dedica a la madre de San Agustín en su día -27 de agosto- en la liturgia agustiniana de las horas. La canción es el séptimo tema de la colección ‘Todo en Dios’, que recoge canciones e himnos dedicados a los santos, devociones marianas y festividades de la familia agustiniana.

Todas las composiciones han sido compuestas por José Manuel González Durán, con el arreglo musical de Andrés Tejero. El proyecto “Todo en Dios” es una iniciativa conjunta de la Oficina de Comunicación y el Secretariado General de Espiritualidad y Formación de la Orden de Agustinos Recoletos.

Lágrimas de amor

por José Manuel González Durán OAR | Todo en Dios

Descargar partitura en PDF

ESTRIBILLO
Con tus lágrimas de amor,
madre del grande Agustín,
diste a la Iglesia un doctor,
diste al cielo un serafín.
Diste a la Iglesia un doctor,
dicte al cielo un serafín.

Salve a ti, mujer bendita,
muda y sola en tu quebranto,
que presagias con tu llanto
nuevos triunfos a la cruz.

Cada lágrima que rueda
por tu pálido semblante,
es un destello radiante
del sol de la eterna luz.

ESTRIBILLO
Con tus lágrimas de amor,
madre del grande Agustín,
diste a la Iglesia un doctor,
diste al cielo un serafín.
Diste a la Iglesia un doctor,
dicte al cielo un serafín.

Con arrullo lastimero
de tórtola solitaria,
sube al cielo la plegaria
desde el valle del dolor.

Dios te escucha y a tus plantas
del poder de Dios herido,
cae un gigante rendido,
¡y es el hijo de tu amor!

ESTRIBILLO
Con tus lágrimas de amor,
madre del grande Agustín,
diste a la Iglesia un doctor,
diste al cielo un serafín.
Diste a la Iglesia un doctor,
dicte al cielo un serafín,
con tus lágrimas de amor.