«Dejemos que el Espíritu siga escribiendo la historia»

La Provincia San Nicolás de Tolentino clausuró la celebración de su cuarto centenario en una eucaristía solemne presidida por el Prior general, Miguel Miró.

El 10 de septiembre de 2020, en la celebración de San Nicolás de Tolentino, la provincia homónima iniciaba la celebración del 400º aniversario de su creación. Lo hizo en una eucaristía presidida por el Prior general, Miguel Miró. De la misma forma, en el marco del 433 aniversario de la Recolección agustiniana, la Provincia San Nicolás de Tolentino puso fin el pasado 4 de diciembre a este año de conmemoración. En una eucaristía que fue presidida por el Prior general en la parroquia Santa Rita de Madrid, la provincia agustina recoleta cerró su centenario agradeciendo la historia pasada y deseando un futuro fructífero.

La Provincia nació en el primer capítulo general de los Agustinos Recoletos, del que se celebran también 400 años. En sus primeras palabras, el Prior general recordó este hecho, unido al del centenario de la Provincia San Nicolás de Tolentino. «Durante un año, bajo el lema ‘Siempre en misión’, la comunidades de la Provincia han dado gracias al Señor por su historia y han querido revitaliar su fraternidad y su misión», afirmó.

En la eucaristía estuvieron presentes más de cincuenta religiosos -entre ellos, los superiores mayores de la Provincia en todo el mundo- y un nutrido grupo de seglares y laicos. Religiosos y seglares renovaron sus votos y promesas, respectivamente. Como gesto especialmente significativo, el prior provincial de la Provincia de San Nicolás de Tolentino, Sergio Sánchez, entregó en el momento de acción de gracias al prior provincial de la Provincia de San Ezequiel Moreno, Dionisio Selma, un cáliz en el que se habían grabado los escudos de ambas provincias. La explicación es que la Provincia San Ezequiel moreno es heredera de los siglos de trabajo de los misioneros de la Provincia San Nicolás de Tolentino en Filipinas.

En su homilía, el prior provincial, Sergio Sánchez, recordó los inicios de la Recolección agustiniana y la vocación austera y fraterna que sintieron los primeros recoletos. «Si conociéramos la vida íntima de los religiosos que nos han precedido, en todos ellos encontraríamos como fundamento el llamado amoroso de Dios y su fidelidad», indicó.

También hizo mención al lema del cuarto centenario de la Provincia -Siempre en misión- y al cartel, que mostraba un grupo de religiosos en una barca. «‘Es necesario navegar’ fue la consigna de la gesta misionera de los primeros recoletos en su celo por llevar el Evangelio; y es la consigna espiritual de cuantos navegamos con las velas desplegadas al soplo del Espíritu Santo, atravesando tormentas y peligros, donde la obediencia nos lleve», apuntó.

Sergio Sánchez aseguró que en la barca de la Provincia «nos acompaña Jesús de Nazaret», incluso «en las jornadas de calma y grata convivencia, en las tempestades, aires contrarios y noches oscuras». Por eso, pidió no poner «obstáculos al Espíritu». «Dejemos que siga escribiendo historia en nuestra familia», dijo.